cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

11 min
Tierras de magia (Prologo)
Fantasía |
15.07.15
  • 5
  • 1
  • 338
Sinopsis

Hola, he empezado no hace mucho a escribir y empecé con un relato de fantasía. Soy muy fan de Final Fantasy y también de Kingdom Hearts, Dragon Age, etc y he hecho este relato mezclando personajes, historias, etc sobre estos grandes juegos. Aquí viene el prologo, espero que les guste.

CAPÍTULO 0: PRÓLOGO

El mundo de Oriemce, un mundo formado por enormes mares y océanos, y un gran continente repleto de verdes paisajes. Éste continente lo constituyen cuatro naciones: Concordia, la nación del Dragón Azúleo, poblada por grandes jinetes que doman a sus dragones, también conocido como Draconarius; Paals, la nación de la Tortuga del Sable, llena de Fuertes defensores vestidos de resistentes armaduras que pueblan las diversas Cuevas de su montaña; Zanarkand , la nación del Fénix Rojo poblada por poderosos magos; y Milites, la nación del Tigre y también mi hogar. 

Mi tío solía contarme historias sobre la creación de cada una de las naciones cuando era pequeño, que hacía mucho tiempo había solo una nación, pero que debido a las diferencias entre ellos, cada región del continente se fue independizando debido a la Gran Guerra. Aun así, desde entonces había coexistido la paz entre ellas y dentro de ellas. Pero todo cambió en Milites hace ocho años, cuando nació una rebelión por parte de los templarios contra los magos militeños. La rebelión empezó con el asalto a la ciudad de Barranco Rojo, los templarios intentaron cazar a todos los magos posibles de aquella ciudad. El jefe de los magos, Nolan Rutherford, mi padre; luchó contra los templarios a pesar de que su hermano también fue templario. Por desgracia, aquella noche mi padre murió, mientras que el señor de Barranco Rojo no hizo nada ni para evitar su muerte ni el asedio.

A causa  del asedio, se inició una gran guerra entre templarios y magos. A pesar del poder y habilidad que tenían los magos, la victoria al final se decantó para los templarios. Tras el fin de la guerra, las cosas cambiaron en Milites; el Consejo de Milites ,que era para entonces su gobierno, ordenó la construcción del “CÍRCULO”, una cooperativa dirigida por los templarios donde los magos, al cumplir cierta edad, podían desarrollar sus aptitudes mágicas siempre bajo la tutela de los templarios.

 

Tras la muerte de mi padre, mi tío dejó los templarios ya que no quería tener nada que ver con ellos debido a la guerra, originó un grupo de gente que ayudaba a la gente afectada por la guerra llamada Los Tigres Blancos; y se hizo cargo de mí y de mi hermana. Estuve viviendo con él hasta que al cumplir los trece años, me enviaron al “CÍRCULO”. Desde entonces, llevo ya cinco años sin verle.

 

 

  • Roberto, Roberto Rutherford – dijo un guarda templario llamando a mi puerta – es tu turno.

Salí de mi habitación y me dirigí a las escaleras para subir al piso de arriba de la torre del CIRCULO. Estaba nervioso, nunca antes había hecho un examen y menos aún sobre mis aptitudes mágicas. Además tenía curiosidad por saber como eran los examinadores; estaba segurísimo de que serían los dos varones muy mayores canosos con una barba larga. Pero al parecer, los estereotipos nunca funcionan en esta torre; me sorprendí al llegar al piso. Uno de los examinadores era un joven adulto de pelo castaño, alto y fuerte y además su acompañante era una chica algo más joven que él, y no mucho mayor que yo, y  morena. A decir verdad, tenían más apariencias de templarios que de magos.

  • Candidato nº 124 – dijo el mismo guarda de antes.
  • Es un placer – dijo el examinador – Soy el maestro Ferdinand, y ella es mi ayudante Yuna. Por favor díganos su nombre, su oficio y su especialidad. Depende de lo que diga, su prueba variará.
  • Rutherford; Roberto Rutherford.  Mago Negro y elementalista.
  • ¿Rutherford? ¿Es usted el hijo de Nolan Rutherford? – preguntó. Asentí. – Esto va a ser interesante. Muy bien señor Rutherford, su prueba consistirá en adivinar los puntos débiles de los siguientes enemigos y vencerlos.   

 

 

 

De repente el examinador hizo un movimiento con la mano y de la nada salieron un  lobo, un bom (también conocido como bomba) y una especie de anfibio gigante. No me lo podía creer, era invocador, el maestro era invocador; uno de los oficios más poderosos de magos que existen. Bueno, me centré en la prueba e intenté vencer a los enemigos. A los boms se les llaman bomba debido a que utilizan magia de combustión, es decir que son afines al Fuego, por lo que usé el elemento Agua para vencerlo. Los anfibios son monstruos acuáticos por lo que seguramente les haga mucho daño el elemento Rayo. Finalmente quedaba el lobo, un animal de tipo Bestia. Esta era más difícil puesto que dependiendo la variedad de bestia que sea, tiene una debilidad u otra, e incluso puede que ninguna. Pero una cosa sí que sabía, todas las bestias huyen del fuego; así que intenté lanzarle bolas de fuego. Rápidamente, el lobo cayó.

  • Muy bien. No lo hace usted mal – dijo el examinador – Pero no crea que esto ha acabado aun.

El examinador volvió a mover su mano y de repente salió un dragón. No es que fuera un dragón como los de las leyendas ni como los del Reino de Concordia pero aun así, había que admitir que era bastante grande. Intenté concentrarme y me puse a observar sus ataques y movimientos para deducir su debilidad. Pero no saqué nada, tras varios minutos de observación, no vi ni una sola señal de que fuera débil a alguno de los elementos básicos que los elementalistas dominamos. Ni al Fuego, ni Agua, ni Rayo, ni Aire, ni Tierra. Sin embargo no me rendí, tal vez no averiguara su debilidad, no obstante sabía como acabar con el dragón. Vaya a donde vaya, siempre hay dos elementos que nos rodean, Aire y Tierra; así que intenté hacer un movimiento conjunto de esos dos elementos. Finalmente, el dragón cayó.

 

 

 

  • Bravo, espectacular- dijo el examinador aplaudiéndome- No solo has sabido adivinar las debilidades de los tres primeros enemigos, sino que has sabido mantener la calma al enfrentarte a un enemigo que no mostraba debilidad alguna; y además le has vencido muy sabiamente. El resto de elementalistas que han pasado por aquí han superado la primera fase, no obstante; a la hora de enfrentarse al dragón perdieron los nervios y fallaron.
  • Así han acabado todos, en la enfermería. – dijo su ayudante Yuna – Enhorabuena, creo que has sido el primer elementalista en pasar la prueba.
  • Ya puede usted retirarse señor Rutherford.

Salí de la habitación, orgulloso de como había afrontado la prueba y de como me elogiaron.

  • Magnífico, se nota que es el hijo de Nolan. -  murmuró Ferdinand.
  • Maestro Ferdinand, ¿cree usted que nos serviría para…?
  • En efecto. Un mago con esas aptitudes podría sernos muy útil.

Volví a mi habitación y me tumbé en la cama, estaba cansado después de tan ardua prueba. De repente, comencé a pensar en los años que habían pasado desde que llegué al CÍRCULO.    Hacía mucho tiempo que no veía a mi familia. Por suerte, mi hermana venía a visitarme a veces, sin embargo; ya hacía unos cuantos meses que no venía y ni tampoco recibía cartas suyas. De repente oí a alguien llamar a la puerta de mi habitación.

  • Señor Rutherford, soy el maestro Ferdinand. ¿Podemos hablar un momento?

Abrí la puerta y le invité a entrar.

  • ¿Pasa algo?
  • He venido a hablar sobre su examen. La verdad es que nos ha dejado impresionados como ha llevado la situación.
  • Vaya, mu… muchas gracias.
  • No obstante, no he venido aquí solo para elogiarle. Le querría proponer algo. Han sido descubiertas unas ruinas en el pie del Monte Paals. El Consejo ha pedido ayuda al CÍRCULO para investigarlo.
  • ¿El  monte Paals? Pero si es la montaña; bueno en realidad es una cordillera (no sé porque la llamaban montaña), de la nación de la Tortuga del Sable.
  • Al parecer se requieren aptitudes mágicas para abrir las puertas del túnel que conducen a aquellas ruinas. Parece ser que son provenientes de zanarkianos. Igualmente, debido a la carencia de magos en Paals y a que somos su país vecino; Paals nos ha pedido ayuda para investigarlas. Usted tiene muy buenas cualidades y me gustaría contar de su ayuda y también con compañía.
  • ¿A qué se refiere?
  • La verdad es que me cae usted muy bien. Bueno, no nos desviemos del tema. Tenga en cuenta que vendrán muchos templarios de la capilla para vigilarnos. La decisión de venir es suya; tómese todo el tiempo que quiera para pensárselo. Cuando haya decidido que hacer, por favor; házmelo saber. Buenas noches.

Vaya, ¿qué debería hacer? Por una banda me interesaría mucho ir a esas ruinas pero, ¿estaba preparado para salir del CÍRCULO? Aquella noche estuve horas pensando sobre ello. La verdad es que me gustaría salir del CÍRCULO. Hacía años que no salía de allí y además, tampoco es que tuviera amigos. A decir verdad, no sé quien me caía mejor; o los magos o los templarios. Los magos, a pesar de ser hijo de quien fue su jefe en el pasado, me miraban mal por el hecho de que mi tío fue un famoso templario; y los templarios me despreciaban por ser hijo de quien era. Vamos, que si hicieran un concurso de popularidad, ganaría por mayoría absoluta pero empezando por el final. Sinceramente, creo que la única persona que ha sido amable conmigo ha sido el maestro Ferdinand. Era una persona honesta, amable,… o al menos esa era la impresión que daba. En cierto modo, me recordaba a mi padre y a mi tío. Debe de ser un honor ir a una misión con él.

Era muy irónico, llevaba cinco años ahí y la única persona que me caía bien era alguien quien acababa de conocer hace cinco minutos. Después de haberme pasado la noche deliberando sobre ese tema, decidí al final que querría ir, así que me levanté de la cama, me puse mi traje de mago negro y me fui a su habitación. En el camino a su habitación, comencé a oír una fuerte discusión que salía de su cuarto.

  • ¿Estás loca? ¿Cómo se te ocurre? -  gritaba el maestro Ferdinand.
  • Pero maestro, todos lo desean – dijo la ayudante Yuna.
  • Estáis todos locos, vais a hacer que nos maten a todos.
  • ¡No lo entiende!
  • ¡Sí lo entiendo! No pienso permitir que arruinéis la misión ni que arruinéis la paz.
  • ¿Qué paz? No hay paz, solo pare ellos.
  • ¡He dicho que no! Ahora retírese. Ah, Yuna; le estaré vigilando muy de cerca.

Vi a la ayudante Yuna salir de la habitación del examinador. ¿De qué iba todo eso? Fuera lo que fuera, continué hasta llegar a la puerta de su habitación.

  • ¿Quién es? – dijo el examinador con un tono borde.
  • Soy Roberto Rutherford señor. Venía a decirle mi decisión respecto a  su propuesta de ayer.
  • Ah, pase. Disculpa por mi tono de antes.
  • No se preocupe. ¿Ha pasado algo?
  • No, nada. No se preocupe. ¿Y bien? ¿Qué ha decidido?
  • He decidido que acepto.
  • ¿En serio? Es una gran noticia. Gracias por aceptarla. Será mejor que aproveche el resto del día para descansar y prepararse para mañana, saldremos temprano.

 

De modo que salí de su habitación y me dirigí a la mía para preparar mi bolsa de viaje. La verdad es que estaba nervioso, hacía cinco años, desde que llegué aquí, que no salía del CÍRCULO. No obstante, eso era lo que más ilusión me hacía.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Muy bueno. Mi más sincera enhorabuena. Felicidades!!!
  • Hola! AHora mismo los cuatro jovenes están de camino a Costa Calma, pero este capítulo la historia avanzará muy poco ya que se trata de una especie de tutorial.

    Después de haberse desmayado, el joven con amnesía se despierta en una enfermería junto a una maga blanca que le ha estado curando. Se despierta en la sede de Los Guardianes con muchas preguntas de las cuales quiere saber la respuesta.

    Hola a todos, hoy vengo con una nueva historia. Sé lo que estaréis pensando, ¿y Tierras de magia? Bueno, me he quedado en blanco con esa historia, así que puede que no la vuelva a subir durante un tiempo. ¡Espero que os guste esta! PD: Algunos personajes son los mismos como Cullen, Roberto y Víctor XD

    Azulea, una chica que ha de cumplir su cometido al salir de la tribu donde siempre estuvo hasta su décimosexta primavera. Ahora iniciará el camino para traer conocimineto, gloria o riquezas a su hermandad. Recuerde lector, usted podrá guiarla por un camino u otro. Tome sabias decisiones.

    Azulea, una chica que cumple su decimosexta primavera emprenderá un viaje para traer conocimiento, gloria o riquezas a su tribu. El lector será su guía y decidirá, en ocasiones, que camino ha de tomar. Escoga con sabiduria.

    Roberto y su grupo consiguieron salir de Fyenza con Víktor, que se ha unido al viaje. Pero el camino a Barranco Rojo sigue siendo muy peligroso. Nuestros queridos héroes han de atravesar una cueva donde unos terribles arácnidos habitan en ella. Pero parece ser que es la única opción para llegar a su destino.

    Sinopsis corta: Esta es una historia donde el lector pordrá decidir que camino seguirá la heroïna. Azulea es una chica de dieciséis años de la Tribu Errante que emprenderá un viaje hacia la Capital tal y como dicta la tradición. Aunque sea una gran tribu conocida por todos los rincones del reino, Azulea deberá pasar a través de las adversidades sin la ayuda de su comunidad para así poder demostrar su valía y volver a ella con conocimiento, gloria o riquezas. ¿Qué obsequio mostrará a la tribu? Pero eso no es todo, aunque sea una aventura que en un inicio emprenderá sola, en sus viajes conocerá a Fayira una maga de estirpe élfica con una gran capacidad cognitiva, a Jack el guerrero destacado por su brutal fuerza y por la brillante ausencia de su inteligencia. Al final de cada episodio habrá una pregunta con multi-respuesta. Está en la mano del lector escoger algunas de las acciones que llevará a cabo Azulea, guiándola así por un camino u otro. Más largo o más corto, el efecto mariposa creado por el lector lo decidirá. ¿Será el lector capaz de escoger sabiamente las acciones correctas para que Azulea cumpla su misión sin morir en el intento? Atentamente: Vuestro humilde “game master”

    Tras perderse en la ciudad de Fyenza, Roberto insiste en buscar al ladrón que le robó y recuperar lo que le fue robado, pero su búsqueda le hará encontrarse con un mercenario misterioso del país de Concordia. Mientras tanto, Serena, Melia y Alistair están buscando una manera de encontrar a su amigo

    Había pensado de hacer una sinopsis de la historia

    Después de que Serena se uniera al grupo, Roberto y compañía llegan a Fyenza; una ciudad llena de pobreza y muerte donde no encontrarán nada más que problemas.

Soy un gamer novato que hace videoguías de juegos tipo Final Fantasy en youtube y que le gusta mucho las novelas fantásticas y de ciencia ficción. Soy de Barcelona y estudia física en la UB.

Tienda

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
19.09.18
25.05.18
Encuesta
Rellena nuestra encuesta