cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
Tres años
Drama |
01.06.15
  • 4
  • 3
  • 859
Sinopsis

  Llevaba sin hablar con ella tres años, desde el día de su boda. Había sido la gota que colmó el vaso. Su orgullo se vio herido y la alejó de su vida. No la quería más a su lado. Había hecho todo lo posible por alejar a la mujer que amaba de su lado. Solo lo quería para ella y no lo dejaba vivir su vida.

 

     

      Su mujer jamás le había dicho nada, siempre había callado. Al contrario, sus palabras siempre eran de afecto hacía su madre, siempre le animaba a que la llamara, a que saliera con ella. Pero su madre sin embargo, nunca tenía palabras agradables hacía la mujer que él había elegido como compañera de vida.

 

     

       Así que llegado el día de su boda, su madre hizo lo peor que podía hacer, minutos antes de subir al altar le dijo que estaba cometiendo un error, que no debía casarse con ella. Y que ella que tanto lo quería, no podía formar parte de la mayor equivocación de su vida. Así que él subió solo al altar, su madre se fue llorando, perdiendo al único hijo que tenía.

 

      

      Ahora tres años más tarde y con un hijo en camino, él se enteró por su tío que su madre estaba ingresada en el hospital, que llevaba una enfermedad a cuestas que la había debilitado tanto que no sabían cuánto tiempo le quedaba.

 

     

      Aquella tarde llegó a casa desesperado, angustiado, sin saber qué hacer. Llorando con la angustia de tres años, llorando sin poder hablar. Su mujer lo tranquilizó, y le instó para que fuera a verla. Ella iría con él para que le fuera más fácil. Pero él le dijo que tenía que hacer aquello solo.

 

      

      Al día siguiente se dirigió al hospital con las ojeras propias de alguien que no ha dormido, con la cabeza baja de saber el error que había cometido. De no saber hablar con su madre y decirle todo lo que sentía. Ahora el tiempo se agotaba. Corrió hacía el hospital, el coche le parecía demasiado lento.

 

      

       La habitación blanca relucía con el sol de la mañana que entraba por la ventana. Su madre, una sombra de lo que fue, descansaba en la cama con los ojos cerrados, una vía la tenía conectada a un aparato con sueros y medicamentos. Un enfermero le estaba tomando la tensión. Él esperó paciente en el quicio de la puerta hasta que acabara.

 

       

       Su madre abrió los ojos y lo vio, algo semejante a una sonrisa se dibujó en sus labios, mientras que unas lágrimas resbalaban por sus mejillas. Lo llamó con la mano y él corrió a su lado. Ella le acarició el pelo, él lloró en su regazo.

 

      

      Levantó la cabeza y miró a su madre implorando perdón, ella le puso la mano en su boca, instándole a callar.

 

        

      - Hijo, en un beso, sabrás lo que he callado. – Y lo besó en la frente. El rompió a llorar como un niño.

 

       

      - Mama, lo sabía, lo sabía, y la perdoné, ella me lo contó, me lo contó y yo la perdoné. No debiste callar, debiste decírmelo.

 

      

      - Nunca es tarde cielo, estás aquí y te podré ver por última vez.

 

      

      En sus últimos días él no se separó de su madre. Cada día le contaba todo lo que había pasado en esos tres años, incluido que iba a ser abuela. Se volvieron a reencontrar, y volvieron a ser felices, aunque fuera en una cama de hospital.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 53
  • 4.74
  • 9

Me encanta el olor a libro nuevo. Cuando abro uno lo primero que hago es olerlo. Alguna vez me gustaría abrir uno con mi nombre en la portada.

Tienda

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta