cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

1 min
Tres Tristes Tigres
Varios |
12.07.09
  • 5
  • 2
  • 2033
Sinopsis

Ansiamos el control de la realidad en la que nos criamos y así nunca poseemos nuestros sueños, pues somos nosotros quienes les pertenecemos y quienes sufren el olvido.

Tres tristes tigres
comían trigo en un trigal.
Con cada bocado soñaban ser libres,
acotada existencia,
frustración racional.

[Y] Si el cielo está enladrillado,
¿quién lo desenladrillará
cuando en este mundo
cuyo techo han tapiado,
mi pensamiento encerrado
implore libertad?




"Porque crecemos y abandonamos todo sueño infantil que impida el convertirnos en estos adultos, cuyas ilusiones miserables y perecederas, nunca nos devolverán la capacidad de volar".
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Entré a leerlo porque me apellido Trigo y un compañero, siempre que me ve, me saluda con ese "Tres tristes tigres". Me gustó mucho el giro a estos tradicionales, pero yo soy de la opinión de que nunca es tarde para romper cadenas (o quizás yo nunca las tuve???)
    Muchos de los "acotamientos" nos los imponemos nosotros mismos. Así que parte de la tarea de desenladrillar nos corresponde.Manos a la obra. Un saludo.Miranda.
  • Ansiamos el control de la realidad en la que nos criamos y así nunca poseemos nuestros sueños, pues somos nosotros quienes les pertenecemos y quienes sufren el olvido.

    La naturaleza salvaje de las palabras...

    Breve, conciso, sencillo, directo.

    No hay nombres, ni géneros, ni datos; son solamente pensamientos queriendo tomar la palabra.

    Este poema responde a una tarde muy gris de un día sin sol. No me gusta escribir diarios, pero sí dejar rienda suelta a mi rabia a través de la escritura...

    Todos hemos jugado a las palabras encadenadas...otras veces son las palabras las que nos encadenan a nosotros.

    Historias cotidianas de nuestros tiempos.

    Lo escribí tras pasadas dos semanas de mi emigración a Finlandia (Helsinki) ,donde me encuentro cursando el último año de carrera.

    Producto de la escritura automática de un atardecer de Domingo, y que no pude publicar en su momento por encontrarse la página fuera de servicio...más experimental que literario :)

  • 30
  • 4.1
  • 687

Acostarme con una idea para engendrar juntos algo en mis entrañas.

Tienda

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta