cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
Troya I #FS
Fantasía |
25.05.19
  • 4
  • 9
  • 841
Sinopsis

Siempre. Nunca.

Dos palabras opuestas.

Siempre quise. Nunca me atreví.

Se percibe el color de la noche: rojo fuego.

Dos vasos de gintonic y un mojito sobre la mesa firmando una declaración amistosa de intenciones. Es la segunda ronda.

Las notas melancólicas y relajantes de Sade ambientan el pub a media luz que hemos elegido. Sentadas en los cómodos bancos acolchados, forrados con tela de color crudo, las dos mujeres se miran con intensidad. Se gustan.

La rubia luce un apretado vestido azabache que realza sus caderas y deja al descubierto un vertiginoso acantilado en su escote. Me pregunto a cuantos hombres habrá provocado problemas en las cervicales en su paseo hasta el local. Sus estilizadas piernas, que se cruzan y descruzan continuamente, son como un cántico de sirena, y su color de labios avisa del peligro que supone besarlos y sobrevivir. La morena resulta más discreta pero no menos atractiva, con un moderno y juvenil tejano ceñido. Una blusa añil estratégicamente desabotonada consigue dejar entrever un generoso par de razones que me prohíben disimular mi debilidad. El sujetador debe ser un par de tallas menos pero ese detalle no parece molestarle. Ella sabe que me excita y se alegra cuando le hago un guiño de correspondencia a su reclamo.

Gaby es la más lanzada y se levanta. Es una mujer impresionante y hermosa. Le tiende su mano. Quiere romper definitivamente el hielo y creo que pretende ser la chispa que nos haga saltar.

Llevamos una hora de agradables diálogos y anécdotas que terminan en carcajadas y ya se estaba calentando en sus últimas intervenciones. Seren coge su mano con una sonrisa y se marchan hacia la tarima elevada, sin dejar de mirarse. Va a ser una escena inolvidable.

Noto que alguien me toca el hombro.

- Hola Miki.

Me giro y un tipo grandote me sorprende con una sonrisa bonachona que hace reflejar los brillos de las luces de colores en sus dientes.

- ¿Jovato? - adivino agudizando la vista.

- Sí - contesta sin modificar su alegría.

- ¿Qué demonios haces aquí?

- La puerta estaba abierta y...

- Ah no. De eso nada. Lo siento pero esta noche es mía y no la pienso compartir con nadie - le aviso tajante.

- Hombre... donde caben tres caben cuatro - quiere confundirme.

- Mira, no pienso discutirlo contigo. Márchate por favor.

Las mira acaramelado.

- Yo lo decía por si necesitabas algo de ayuda.

Me está fastidiando la escena y tengo que sacarlo de allí antes de que sea demasiado tarde. Cierro con fuerza los ojos esperando que al abrirlos haya desaparecido. No funciona.

- ¿Qué hacés Miki? ¿Te encuentras bien? - pregunta extrañado.

Me pongo en pie.

- Te prometo que en mi próxima fantasía te invito y hacemos un intercambio de parejas - pruebo.

- Pero no tengo pareja - se queja.

- Yo te la consigo.

- Hecho - me ofrece su mano para cerrar el acuerdo.

Tras un apretón le invito a salir por donde ha llegado. Se marcha con otra sonrisa. Por fin libre. Levanto disimuladamente los puños en señal de triunfo y regreso a la escena que había dejado en espera. Menos mal que ellas están ocupadas en juegos de manos y caricias silenciosas y no se han dado cuenta de mi conversación con el espontáneo.

Se mecen suavemente al compás de una melodía candente y rítmica. Sus manos recorren la piel al descubierto, erizando el invisible vello que la cubre. El alcohol en la sangre les promete ser el duende en las sombras que viole las normas. Dos elegantes hembras que seguro enamoran al mismísimo deseo sin remordimientos, que son capaces de cualquier desenlace.

Los zapatos de tacón de Gaby la hacen parecer más alta de lo que me hubiera gustado. Intimida, sin embargo creo que es en apariencia. Pronto lo sabré.

¡La está besando! Seren se ha adelantado. Eso no me lo esperaba. A la mierda las expectativas. Me encanta su improvisación. Se separan y me miran con un brillo magnético en sus ojos. Quieren que me una a la fiesta.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 163
  • 4.57
  • 28

Comparto lo que siempre quise ser, lo que soy, lo que nunca seré.

Tienda

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta