cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

6 min
Truelove
Amor |
09.07.14
  • 5
  • 1
  • 1657
Sinopsis

Breve cuento de amor juvenil, cuyo final es inesperado.

Nos encontrábamos en un campo a un par de kilómetros de la ciudad de Resistencia. Todo marchaba bien, de acorde con lo estipulado, nuestras primeras vacaciones entre amigos hasta el momento parecían perfectas hasta esa mañana.

Todo comenzó como de costumbre, luego de levantarnos los 4 desayunamos sentados afuera disfrutando de la belleza natural de aquel lugar, pero entonces el suelo tembló y se oyó un ruido estruendoso, levantamos la vista y lo vimos media aproximadamente 8 metros de alto era una figura imponente, inspiraba terror, sus enormes ojos parecían pedir ayuda. Al verlo quedamos anonadados Juan, Laura, Martin y Tomas gritaron desconsoladamente, esto asusto a aquello que creía era un monstruo, entonces nos atacó mis amigos huyeron pero yo no podía moverme solo me quede ahí, inmóvil. El monstruo se marchó, pero yo sabía que no se había abandonado el previo, estaba segura. Esa noche la pase sola, mis amigos habían huido quien sabe a donde, pero no tenia miedo solo podía pensar en la mirada de aquel imponente monstruo y la tristeza que esta reflejaba. Pensando en esto me quede profundamente dormida.

A la mañana siguiente decidi sentarme bajo un árbol y leer un poco. Cuando estaba hojeando la pagina numero 77 de mi libro sentí que alguien me observaba, estaba segura que era el.

-Se que estas ahí  ¿como te llamas? Yo me llamo Alejandrina-

No hubo respuesta pero vi como se asomó detrás de un árbol, me miró fijamente, le sonreí y volvió a esconderse. Había algo raro en él, que no pude descifrar en ese instante. Esa misma noche lo note, su tamaño, había encogido, ahora era de la estatura de una persona alta. Pensé mucho en que habrá provocado esa disminución de tamaño pero llegue a la conclusión de que aquel suceso no era relevante.

La mañana siguiente ignorando el hecho de que aun no tenia noticias de mis amigos emprendí un paseo por el campo entonces paso algo que no me esperaba. Me caí en un pozo que valla a saber cristo que hacia en el medio de la finca. Comencé a gritar con la esperanza de que el me oyera y me ayudase. Luego de unos minutos una mano común y corriente se extendió para que la tomase. Esto me desconcertó pues no sabia que otra persona podría haber estado allí con migo aparte del monstruo quise pensar que podía ser alguno de mis amigos que decidió volver por mi, entonces tome la mano y el dueño de esta me quito de allí con gran fuerza.

Una vez fuera del hoyo vi a quien me ayudo, no lo conocía, pero su mirada me resultaba familiar. Estaba segura, era el monstruo, pero no tenia idea de cómo ahora su aspecto era el de una joven común y corriente. Mientras pensaba esto, lo miraba fijamente y no había soltado su mano, el interrumpió mi pensamiento

-Me llamo Ezio-

- Es un nombre hermoso, y me agrada saber tu nombre-

- ¿Porque no corriste desde un principio?-

-¿Por qué habría de correr?-

- Soy un monstruo-

-Para mi  no lo eres…-

Entonces note que aún tenía su mano agarrada a la mía y me avergoncé

- Perdón, no me di cuenta que aun sostenía tu mano..- diciendo esto mis mejillas se ruborizaron y solté su mano

-  No te preocupes.. no era algo de me desagrade- Ezio sonrió al emitir esas palabras

Su sonrisa era tan bonita.. irradiaba alegría. No podía creer que era el mismo ser que había conocido hace dos días, parecía increíble.

Le propuse encontrarnos a la tarde bajo un gran cedro que había en la finca, el accedió, para mi sorpresa.

Era medio día y nos encontraríamos a las tres de la tarde, no podía dejar de pensar en él y lo enigmático que me resultaba este muchacho y decidí que si el quisiera contarme el misterio de su persona, bien por ello pero yo trataría de no indagar en ello pues no sabía cuál podría ser su reacción.

A las tres de la tarde sali de la casa, cuando llegue al árbol el ya estaba sentado ahí, se había cambiado de ropa, lucia muy bien, yo diría deslumbrante. Estaba nerviosa, demasiado, no podía controlarlo, mi frecuencia cardiaca había aumentado drásticamente.

-Hola Ezio.. ¿cómo has estado?-

-Bien y vos Ale?-

Recordaba mi nombre, esto me puso feliz..

-Bien, como siempre- sonreí al decirlo

- Y tus amigos? No sabes nada de ellos?-

-No, en verdad no, pero seguro están bien o eso espero.

- Cuando vendrán por ti?-

-No lo se, pero no me inquieta siempre y cuando no me dejes sola-

- ¿Acaso disfrutas estar conmigo?-

- Si, me agradas mucho… es mas, últimamente pienso mucho en ti- Esto último se me escapo, pensar en voz alta es un pequeño problema.

-Yo también pienso en ti, me pareces una chica única y bonita-

Me ruborice y me puse más nerviosa, más de lo que ya estaba. Me acerque a el, lo mire fijamente y lo bese por unos minutos y el me separo de si..

-Perdón no quería hacer algo que vos no querías..-

- si quería pero… no quiero ilusionarme en vano-

- Pero no te estoy ilusionando.. osea realmente siento algo por vos-

Se sonrojo, sus ojos parecieron cambiar, su mirada se volvió cálida y profunda…

Acaricio mi mejilla y me beso… fue el mejor beso que jamás haya recibido, fue dulce, agradable, intenso y suave a la vez…

Sentía como mi corazón latía al ritmo del suyo… me tomo la mano y entrelazamos nuestros dedos, era un momento muy bonito y entonces note que lo amaba que era eso lo que hizo que desde un principio no me fuera y que pude verlo como realemente era.. por que lo amaba.

Deje de besarlo

-Ezio.. yo te..-

Cuando estaba por decirle lo que sentía todo se volvió negro…

Desperté… aquel amor solo fue un sueño.

Pero tengo la esperanza de que Ezio vuelva a aparecer en mis sueños y tal vez decirle cuanto lo amo.

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Tienda

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta