cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

3 min
Tu madre
Varios |
02.11.14
  • 0
  • 0
  • 647
Sinopsis

Debería de haber hecho caso omiso durante todos estos años a los comentarios de tu madre, esa vehemencia casi inconsciente que le
empuja a cuestionar todo lo que hago y digo, yo sé que la mujer no actúa de mala fe, pero resulta frustrante que por mucho que una estudie y se aplique, jamás me deje pasar de aprobado raspado....frustrante que tu no des réplica a sus inquinas opiniones, y ya sé, sí, es el amor de madre lo que le hace creer que nunca habrá una mujer lo suficientemente buena para ti, que sea tan maternal como ella lo es, que planche tu ropa con el mismo mimo con que ella almidona los cuellos de tu camisa, que aún cansada, te espere despierta para recibirte con un beso después de una noche de puertas abiertas con tus amigos, que repase las cornisas de la ventanas día sí y día también, para que luzcan brillantes y todos digan lo limpia y aseada que es, que acepte tus defectos con devoción. Y me pregunto sí acaso me define el modo en que tiendo la ropa, de derechas o del revés, sería interesante averiguar sí el lugar exacto que ocupa el salero es decisivo para describirme como una mujer desorganizada, lo recuerdas?, siempre me decías, cariño, ese orden dentro de tu caos es lo que me enamoro, y ahora hace ya tanto que mi lobo no defiende a su manada.....hace tiempo ya que nuestra cocina está rodeada de algún maléfico embrujo que impide que mis pucheros sean tan deliciosos como los suyos, acaso es casualidad que siempre que ella se queda a dormir , mis vestidos toman vida por la noche mientras sueño plácida y se auto mutilen. Ya no soy tan dócil y sumisa, ya no soporto vivir lo que otros deciden que yo viva por mi, ya no deseó alimentar a quien alimenta su estúpida necesidad de complacer a quien sólo busca dependencia emocional. Resulta ridículo sí quiera hablar de ello, y más aún cuando las palabras resbalan sobre una placa de acero forjada a fuego lento durante años, con sello y patente de quien la ha pulido hasta convertirla en su dogma de fe. 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 21
  • 4.65
  • 205

Apasionada y soñadora, viajera y navegante que cada día descubre una región de su alma.....

Tienda

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta