cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Tu Piel
Amor |
24.12.19
  • 4
  • 14
  • 482
Sinopsis

La voz de Michael Bolton acaricia nuestros oídos creando un ambiente cálido, sensual; nuestras figuras desnudas, tamizadas por la penumbra del cuarto a media tarde.

Tu cuerpo tendido a mi lado, semi cubierto por la blanca sábana. Me miras con los ojos encendidos pero sabes que todavía no es el momento y te dejas hacer.

Mi mano se desliza por tu rostro, suave y con aroma del gel de afeitar que me gusta. Me complaces con este capricho porque sabes qué me provoca olerlo. Te miro. 

Desplazo la palma de mi mano por tu brazo, el suave vello acaricia mis terminaciones nerviosas y me hace sentir un placer exquisito. Continúo mis caricias por tu pecho sólo con las puntas de mis dedos, que forman olas que se acercan a la orilla de tu piel. Noto como te estremeces levemente. 

Aparto un poco la sábana y aparece tu adorable ombligo, mi dedo índice, se pasea lentamente a su alrededor, se desliza bajo la tela donde se entretiene transmitiéndome el tacto del terciopelo de tu vientre. Cierro los ojos para sentirlo. Tu cuerpo empieza a reaccionar a mi juego. Y el mío también.

Con el dorso de mi mano y con la delicada piel de la parte interior de mi antebrazo continúo mis caricias exploradoras sobre el vello de tus muslos, disfrutando ambos de esa sensación grata y placentera que nos hace juntar de nuevo nuestras ya deseosas miradas.

Y me deslizo sinuosamente otra vez hacia tu rostro, surcando tu cuerpo desnudo con mi cuerpo, piel rozando piel, e inspiro tu aroma a sol y a mar hasta alcanzar tu boca y envolvernos en el primero y más ardiente de los besos que nos aguardan en nuestra intimidad.

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Me alegra que te haya parecido interesante, Victor? Saludos
    Siempre entre la naturalidad..de lo sensual en tantos de tus temas..se hace una lectura interesante. Saludos
    Hay tantas cosas de las que disfrutar, que pasamos desapercibidas... todo bien, menos mi estómago, jeje . Un abrazo, mi muy apreciado Francesc.
    No hagas caso de las estrellas que te he puesto cinco. A veces esas cosas pasan. El tacto de la piel del compañero, es de lo más instintivo del ser humano, lo más sensual. Se habla mucho del acto sexual, pero yo estoy contigo porque primero está el conocimiento del otro o de la otra con la mirada, y la suavidad de la piel. ¿Has pasado bien estas Navidades? ¿Has comido mucho? ¿No te has enfadado con nadie? jejeje.
    Caricias y piel. Siempre. Un beso, Gabrielle
    Muchas gracias, Cometa. Saludos a los dos hermanos
    Compartimos afición hacia ese final y principio de nuestra acogedora cuna donde reposamos hasta que nos sacaron a la fuerza a enfrentarnos con la vida. Una caricia querida
    Un relato muy hermoso y sugerente cargado de erotismo un saludo
    Jajaja! Besos, Jovato!
    ay..... lo del ombligo me dio cosa....
  • Micro

    Nina. Capitulo III

    Nina. Capítulo II

    Nina. Capítulo I

    Keanu es el primer hombre que no pierde la vida al amar a la Hechicera desde... Se ha olvidado ya cuántos sí lo han hecho en sus brazos a lo largo de los últimos cientos de años. La Hechicera ha dejado tras de ella tantas pasiones como muertes sin el más mínimo remordimiento, cuerpos resecos, como cascarones vacíos, igual que su alma. Si la leyenda tiene algo de verdad, llegará un hombre de corazón sincero que revertirá el hechizo, anulando los poderes adquiridos de magia negra de la portadora.

    Una leyenda cuenta que hace mucho tiempo una joven sacerdotisa del Templo de la Diosa de la Luna se enamoró perdidamente de un peregrino y vivieron su relación oculta a todos durante largo tiempo, hasta que finalmente se descubrió su transgresión. Su amante, en lugar de estar a su lado huyó del lugar dejándola con el corazón roto de desencanto. Ella cayó en desgracia, fue repudiada y expulsada del Templo y de sus tierras circundantes. Nadie la ayudó, excepto una vieja que vivía en compañía de su gato negro, en una pequeña casa de piedra alejada de los caminos, allá en lo más profundo del bosque. La vieja, que era una hechicera oscura, la adoptó como aprendiz. Con el tiempo le transmitió todos sus secretos de magia negra. El que fuera un cándido corazón se había transformado en una maraña de rencor y se protegió rodeándose a sí misma con un hechizo: sus amantes fallecerían después de haber yacido con ella.

Tienda

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta