cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Tu verdadera vocación
Reales |
02.05.18
  • 4
  • 15
  • 3713
Sinopsis

Cuántos de los que escriben aquí quisieran vivir de la literatura pero deben ejercer otros oficios mientras el escribir se convierte en un hobby.

Cuántos de los que escriben aquí quisieran vivir de la literatura pero deben ejercer otros oficios mientras el escribir se convierte en un hobby. Muchos de nosotros llevamos el talento en las venas, escribir es como respirar pero las circunstancias de la vida nos han llevado por otros caminos. Desde que tenía unos 8 años quería ser periodista. Mi referente era Lois Lane, la novia de Superman y también me encantaba una serie que se llamaba Lou Grant. Me fascinaba una redacción de periódico y Los hombres del presidente es una de mis películas preferidas. Mi padre me decía que no me ganaría la vida como escritora porque solo unos afortunados alcanzaban la gloria, como la mayoría de niños que sueñan ser como su estrella de fútbol. Cuando eres adolescente no sabes hacia dónde tirar y  me decanté por ser administrativa porque alguien me dijo: Al menos aprenderás a escribir a máquina de manera rápida. Todo lo demás se me hacía una montaña…Contabilidad, matemáticas financieras, economía…¿Qué estaba haciendo en medio de tantos números odiosos cuando yo era de letras? Solamente la mecanografía y el inglés comercial me gustaban y a la larga me han servido más que saber confeccionar tareas contables.

Desde hace pocos años me gusta el mundo de las terapias y además se me dan bien, el reiki, las flores de Bach, los masajes y otras alternativas pero todo y así escribir sigue siendo mi prioridad. Tenía un amigo hace años que le encantaba el periodismo como a mí pero él se decantaba por el deporte, soñaba con ser redactor de un diario deportivo, sabía todo de fútbol y otros deportes minoritarios pero cuando quiso ser periodista su padre le dijo: Búscate otra carrera que ya tenemos bastante con tu hermano mayor siendo periodista. Y empezó a estudiar derecho pero le motivaba tan poco que acabó la carrera en 8 años. Ahora es abogado pero sé que no es feliz.

Por eso la gente que puede ejercer su verdadera vocación, sin la presión de la familia que te diga que hay que ser médico o abogado como el padre o que te digan que tus sueños son ilusorios, son muy afortunados. Hay mucha gente válida con mucho carisma que podrían ser actores o actrices o cualquier otra rama del espectáculo pero están trabajando de limpiadoras, lavando platos u otras profesiones que ayudan a sobrevivir pero no te llenan. Hace diez días fue Sant Jordi donde vivo y aunque admiro a muchos  escritores, pienso en esta gente famosa que ponen su cara en la portada pero son otros los que escriben y redactan y también otros que escribieron una gran novela pero luego solo se dedican a promocionar un libro que asumen como suyo pero que secretamente ha escrito otro. No me gustan la hipocresía ni las trampas.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Muchas gracias Sebastian por tu comentario y valoración. Saludos
    Muchas gracias Noah por tu comentario y valoración. Saludos
    Totalmente emotivo, me llegó profundamente
    Muchas gracias Marcial por tu comentario y valoración. Me alegro mucho de que te haya recordado tu infancia. Saludos
    Leyendo tu relato, se me llenaron de lágrimas los ojos. Me vi a mismo cuando niño. ¿Qué quieres ser de mayor? Escritor --respondía yo. El destino me llevó por otros caminos... Te felicito. Saludos cordiales. Marcial
    Muchas gracias Omar por tu comentario y valoración. Completamente de acuerdo con tu descripción. Es cierto lo que dices, me he acordado de alguien que me dijo que si no puedes escribir puedes morir de infelicidad. Somos afortunados por tener este talento que nos ayuda mejor que cualquier medicina. Saludos.
    Qué horrible debe ser eso de vivir haciendo lo que no te gusta. Yo casi me he muerto de hambre; pero escribiendo. Y las únicas veces que quise dejar de escribir, casi acabo suicidándome. Para algunos la literatura no es una elección. O escribes o mueres, no hay más. Y si intentas abandonarla, la pagas. Así que mejor seguir escribiendo y no hacerse más problemas. Me gustó tu texto, Tash Mir; pero algunas cosas ya no son mi problema. Si no puedes vivir como quieres para qué vivir. Un abrazo.
    Muchas gracias Gustavo por tu valoración. Saludos
    Muchas gracias Martín por tu comentario y valoración. Siempre había tenido mis sospechas sobre los "negros" en la literatura pero hace poco vi un reportaje que lo reafirmaba, gente que por dinero escribe un libro que luego se le atribuye el éxito a un escritor famoso. Saludos.
    Muchas gracias Yazmin por tu comentario y valoración y que lo hayas disfrutado. Saludos.
  • Dicen que las mejores poesías se escriben cuando uno está triste o enamorad@. En algunas ocasiones coinciden las dos opciones.

    El corazón es el centro de nuestras emociones, tanto cuando son agradables como cuando son tristes

    Iglesia y monarquía ya no aportan nada a la sociedad del siglo XXI con otros valores.

    La gente que llevamos gafas, muchas veces tenemos inconvenientes que los demás no entienden.

    Hoy cumplo 50 años y me he acordado de una película llamada Dos Vidas en un instante donde exponía lo diferente que podía ser tu vida dependiendo de si cogías a tiempo un tren. Hace poco escribí a modo de visualización, cómo podría ser mi vida si el destino así lo deseaba o por el contrario, todo sería un sueño no cumplido.

    No puedes mentir con los ojos, en ellos se reflejan tu estado de ánimo.

    Suzanne Powell es una escritora irlandesa que hasta ayer admiraba por su espíritu de superación y sus libros. Pero una imagen rompió el mito.

    Dicen que esta pandemia es una guerra sin bombas pero nada que ver con una guerra real.

    Durante toda la vida, ha existido el amor prohibido ya sea por diferentes razas, estatus social y otros obstáculos, pero en algunas épocas se pagaba con la muerte.

    Sigue a tu corazón, no dejes que nadie se interponga en lo que sientes y de quién te enamoras.

  • 193
  • 4.55
  • 105

Mi verdadera vocación hubiera sido ser periodista en una redacción de periódico. Esta maravillosa web nos permite escribir tanto para satisfacción propia como para compartir con los demás. GRACIAS POR LEERME. Saludos.

Tienda

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta