cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Un alto en el camino y la profundidad
Amor |
26.07.21
  • 5
  • 6
  • 341
Sinopsis

Estaba fascinada deseando que el momento no pasara nunca

Un alto en el camino y la profundidad

l

Las gaviotas por alguna razón me atrajeron siempre. En este preciso momento estoy observando una. Esta emparejada con otra como haciendo guardia en la playa. En cuanto se acerca una tercera, la ahuyentan los graznidos limpios. Seguramente el problema es un trozo de pescado, por el que tienen que luchar y que todavía el mar no ha depositado en la orilla, porque al irse el tercero en discordia quedan mansas en actitud de espera.

Me encanta su volar majestuoso, a poca altura, como un vuelo rasante sobre el mar. No es un ave muy elegante, cuando camina por la playa buscando comida, pero cuando levanta el vuelo, despliega sus alas negras y toda su estampa se estiliza y se transforma, me hace acordar a las personas que están seduciendo, y la transformación que sufren cuando aparece el objeto al que quieren seducir.Yo no me imaginé tanta belleza junta, no podía ni respirar para no quebrar el momento.

En este momento llegó el velero, grande y majestuoso, que nos llevaría a recorrer islas de Brasil que llamaban virgenes porque no estaban habitadas, así como las gaviotas los veleros, barcos y botes me fascinan Subimos apresuradamente al hermoso velero y las gaviotas seguian su trayecto, supongo con la esperanza de recibir algo de algún turista generoso.

Mi vista recorría el mar color turquesa...transparente, mientras el olor a algas y sal embriagaba mis sentidos.

Estaba parada, tomada con las dos manos como abrazada a la columna de madera, un mástil o algo así, de un hermoso velero. El capitan del barco, un negro estilizado y muy elegante con su traje blanco con una voz muy cantarina nos invitó a tirarnos desde el barco para nadar en esas aguas calidas y prometedoras de sensaciones.

Pero tengo reservas, tengo miedo!!!hasta que tomo coraje y me tiro, con la misma sensación en mi fantasia que me estaba tirando de un avión,...me hundo varios metros y luego emerjo de las profundidades como el ave fenix de las cenizas. El miedo ya no está solo la paz y el placer.

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 55
  • 4.65
  • 7

Me gusta escribir sobre las relaciones y vínculos humanos.

Tienda

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta