cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

8 min
UN AMOR QUE NUNCA FUE
Amor |
23.01.15
  • 0
  • 0
  • 371
Sinopsis

Linda y triste historia de una chica que no supo hacer bien las cosas y aprendió mucho de la vida por si misma.

Otro año de colegio empezaba y yo no sabía cómo sobrevivirlo si no encontraba el amor, en ese momento era lo más importante para mí. Pero amor, que era el amor, jamás lo había conocido simplemente lo había visto en películas románticas, en libros y con algunas amigas que a su corta edad decían estar completamente enamoradas.

Yo era una chica normal, no era la más hermosa ni la más fea, simplemente normal. No sé cómo explicar lo que sentía el  momento en que empezaron las clases, no me imaginaba todo lo que iba  vivir ese año, no sabía los líos en los que me iba a meter ni tantas decepciones que iba a sufrir.

Para ese entonces lo único que buscaba era un chico que haga mi vida color de rosa, que me haga salirme de los límites y sea mucho más alocado que yo. Yo era muy tranquila jamás había besado a nadie ya quería que el primer beso me lo de el chico indicado, el chico de mi sueños que terminó siendo nada más un sapo.

Cuando llegue a mi colegio el primer día de clases me encontré con mis amigas, no las de siempre ya que la mayoría de ellas se habían cambiado de colegio. Sentía que este año no iba a ser bueno y que simplemente iba a ser igual que los anteriores, ir al colegio, estudiar, llegar a casa hacer los deberes y lo así  día a día. Pero no lo fue; ni apenas empezó el colegio los chicos querían saber mi nombre y el de mi mejor amiga, se llamaba Sofía era muy linda, incluso más que yo, su cabello era rizado, sus ojos eran grandes color miel y sus labios rojos como las rosas, pero eso no importaba ya que los  chicos por primera vez se empezaban a interesar en mí.

 A medida que pasaban los días hacia muchísimos más amigos y comenzaba a juntarme con personas que jamás creí hacerlo, empecé a salir más y como toda niña llevada por las malas amistades empecé a beber, claro debo aceptar que lo hice porque yo quise. No me declaro una alcohólica anónima pero si lo hacía y a mi edad no era correcto, era muy niña.

Recuerdo muy bien este día, fue un 17 de septiembre, no me crean loca ni obsesionada pero lo recuerdo porque era el cumpleaños de mi hermana, aquel día no sé si fue el peor o el mejor de mi vida, conocí un chico que nunca hubiera pensado que me llegaría a gustar tanto.

Se llamaba Pedro era alto, delgado y muy apuesto, era un año mayor que yo y solo lo conocía por su conocida reputación de mujeriego. No podía creer que él se hubiera fijado en mí, pero no lo demostré en mi interior daba brincos de felicidad pero con el me portaba bastante indiferente.

Definitivamente el mundo se derrumba cuando nos enamoramos, y lo digo porque cuando yo creía que lo tenía en la palma de mi mano todo era totalmente diferente, era yo la que estaba más que pérdida en él, mi mundo giraba en torno a él.

Hablábamos todas las noches y todos los días por el teléfono, prometió bajarme la luna y las estrellas a mis pies, no me importaban las clases, incluso las descuide demasiado ya que de haber tenido de promedio un 8 mis calificaciones bajaron a 6 y no importaba en lo absoluto.

Un cierto día teníamos una fiesta y decidimos ir con todas mis amigas, recuerdo que mi padre me compró una blusa solo para la fiesta, estaba demasiado feliz y a la vez muy nerviosa ya que en la fiesta  iba a pasar con el toda la noche.

Cuando llegamos mi primer pensamiento fue si esa noche iba a ser la ideal para mi primer beso, y acerté ya que después de haber hablado la mitad de la noche me convencí que el primer beso se lo quería dar definitivamente a él, nos besamos y fue muy hermoso, su boca tenia sabor a cigarrillo nunca lo olvidaré.

Al siguiente día se lo conté todo a mi mejor amiga y pensé que él iba a ser mi primer novio, lamentablemente nada sucedió como yo hubiera querido. El me siguió llamando pero no de la misma manera que antes, le molestaba todo lo que hacía y yo decidí terminar con todo lo que teníamos.

No cabe duda que es el más difícil no es el primer beso, sino el ultimo. Yo estaba muy triste me había convertido en un chiste para él.

Creo que fue mi tristeza la que me llevó a hacer tantas tonterías, no solo salí con chicos mucho mayores sino que salía con sus amigos quería intentar que el sienta de nuevo algo por mí pero no supe entender que lo único que hacía era alejarlo más y más.

Mi año escolar terminó y yo seguía muy triste aunque nadie lo notaba, por dentro me corazón se rompía cada vez más, recuerdo haberme quedado suspensa en una materia, no me importaba era un gran pretexto para seguir yendo al colegio y verlo ya que él estaba suspendido en más de tres.

Y creo que lo conseguí, él me volvió a escribir, me volvió a llamar y hablábamos de nuevo pero no duro mucho, porque simplemente yo ya no le gustaba más.

Después de mis más tristes vacaciones decidí no volver a sufrir por él y conocer a más personas para que como dice el dicho “un clavo saque otro clavo”. No lo conseguí claramente ya que estaba muy ocupada pensando en él y no podía ver adelante y continuar.

El otro año empezaba salía cada viernes con mi mejor amiga y muchos más amigos a nos, a beber y disfrutar de nuestra juventud. Lo había olvidado completamente, había logrado sacarlo lentamente de mi mente.

Hasta aquel día, en que cogió mi corazón y de un solo golpe lo destrozo nuevamente. Era un jueves y había un concierto de una famoso artista en mi ciudad, fui no lo pensé dos veces solo pensaba en divertirme.

Cuando llegue lo vi y sentí nuevamente todo el amor que le tenía, nos saludamos, nos abrazamos y fue hermoso hasta un cierto momento un concierto  que descaradamente decidió cambiarme por otra chica, lo más triste y decepcionante es que mientras me abrazaba se atrevió a besarla. No lo podía creer simplemente no podía creer lo que acababa de suceder, otra vez este infeliz me había lastimado a tal punto que quería morir.

Fueron días obscuros los que viví durante mucho tiempo; mi mejor amiga no estuvo ahí para consolarme ella si había encontrado un amor verdadero y estaba tan ocupada en eso que se olvidó de toda mi amistad y la cambio por él.

No solamente deje de salir, me di cuenta de quienes eran mis verdaderas amigas y para variar me descuidé otra vez en mis estudios y mi conducta se volvió tan mala que fui expulsada, si expulsada, esa niña tan tranquila que solo quería encontrar el amor fue expulsada por incumplir con las normas del colegio.

Pero saben el primer amor nunca se olvida. Y solo ocurre una vez no se repite o al menos hasta el día de hoy no me ha vuelto a pasar, ya que he aprendido que simplemente no se puede confiar en nadie más que en ti misma.

Ahora que se ha acabado ese año, ese maldito año me entero que ese chico que yo tanto quería está interesado en una de mis mejores amigas y honestamente no me importa espero que sean felices, tal vez simplemente yo era el camino para que él llegue a ella no lo sé y no lo quiero saber solo quiero olvidar ese amor que aunque nunca se consumó ha permanecido dentro de mi durante mucho tiempo.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Este relato no tiene comentarios
  • Este relato no tiene valoraciones
  • Linda y triste historia de una chica que no supo hacer bien las cosas y aprendió mucho de la vida por si misma.

Tienda

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta