cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Un café
Reales |
24.05.15
  • 4
  • 1
  • 612
Sinopsis

Es uno de los pequeños ejercicios de guion que hago que consisten en tomar diez palabras del diccionario y crear un dialogo a partir de ellas. Aquí las palabras que me asignaron: Libro, algodón, serpiente, epitafio, marquesina, verano, joyería, billetera, esquina, muchedumbre, constante y alpiste.

EXT. CAFETERÍA/TECHO ABIERTO - DIA
CAMILA (65), sentada junto a GUILLERMO (42), le da un ultimo
sorbo a su café dejando la taza vacía mientras su hijo saca
una cajetilla de cigarrillos.
CAMILA
No, ni lo pensés.
Le quita la cajetilla de cigarros con sus temblorosas manos.
CAMILA
Esa constante fumadera tuya es la
que me tiene con este asma.
Guillermo ríe.
GUILLERMO
Mami... Hace tres semanas no nos
vemos, asi que no me venga a echar
la culpa a mi.
CAMILA
Yo sigo siendo su mamá.
Le devuelve la cajetilla.
CAMILA
Respéteme.
Guillermo baja la vista.
GUILLERMO
Perdón. Solo decía que usted
siempre me ha culpado de todo...
Hasta de lo que pasó con la
joyería.
Guillermo saca un cigarrillo y lo coloca en su boca.
CAMILA
Ay mi amor, usted sabe que yo nunca
le creí a su hermana lo de la
joyería.
Guillermo saca un encendedor de sus bolsillos.
CAMILA
Lo que pasa es que esa joyería era
lo único que su papá nos dejó, y
verla quemándose me dolió mucho.
GUILLERMO
Yo se que si, pero a mi me dolió
mas que me culparan.
Enciende en cigarrillo y aspira suavemente de el.
GUILLERMO
Pero bueno, dejemos...
CAMILA
Ay vea que bonito.
Camila, sonriente levanta su mano señalando y al mismo
tiempo su hijo voltea la cabeza.
GUILLERMO
¿Que cosa? No veo nada.
CAMILA
Ese pajaro Guillermo, en la
marquesina. ¿No ve que bonito?
GUILLERMO
Ah... Un pajaro.
Guillermo vuelve a su posicion original y saca su celular,
lo mira fijamente y deja el cigarrillo humeante sobre un
plato.
CAMILA
Pero vealo muchacho, vea que
colores mas bonitos.
Guillermo no despega la mirada del celular.
GUILLERMO
Si, si mami, que bonito.
Ella baja la mirada y coge la taza de cafe intentando darle
un sorbo, pero la taza se encuentra vacia. Pone la taza de
nuevo sobre la mesa sin que su hijo se de cuenta de lo
sucedido. Guillermo continua con su celular.
CAMILA
Por cierto. Ahora me recuerda de
comprarle el alpiste a Ricardito.
El, con el celular aun en su mano, no responde.
CAMILA
Guille... Guillermo.
GUILLERMO
Perdón. ¿Que cosa?
CAMILA
Que ocupo que me acuerde de
comprarle el apiste al pajaro de su
sobrina.
El guarda su celular.
GUILLERMO
Si esta bien.
Ella comienza a toser suavemente.Guillermo sin darle
importancia, toma el cigarrillo y se lo coloca en la boca
otra vez.
GUILLERMO
¿Le compraron un pajaro?
CAMILA
No, ella lo encontró en el arbolito
de algodon del patio.
GUILLERMO
No sabia que Pao tuviese un pajaro.
Guillermo apaga el cigarrillo en el plato y saca su
billetera de su bolsillo trasero.
CAMILA
Usted ya no sabe nada de nosotras.
GUILLERMO
¿Va a empezar?
Pone la billetera sobre la mesa con fuerza. Camila lo mira
silenciosamente.
GUILLERMO
Vea mami, si yo no sabia eso, es
simplemente porque hace mucho
tiempo no las visito.
Ella hace silencio. Guillermo, frunciendo el seño vuelve a
revisar su celular.
CAMILA
¿Sabe por que lo queria ver hoy?
Guillermo enciende otro cigarrillo.
GUILLERMO
Seguro quiere hacer un libro de
como la serpiente de su hijo la
abandonó.
Camila hace silencio unos segundos.
CAMILA
¿Recuerda la esquina en donde
estaba la joyeria?
El quita la mirada de su celular y la observa.
CAMILA
Ahora hay una clinica privada.
GUILLERMO
¿Y que?... Ahi siempre habian
muchedumbres. Esta muy cerca del
centro.
CAMILA
Me quedan dos meses.
GUILLERMO
¿Que?
Ambos hacen silencio durante unos segundos.
CAMILA
Cuando comience el verano me muero
Guille.
Ella sonrie mientras una lagrima se resbala por su mejilla.
Guillermo apaga el cigarro y se tapa la boca mientras llora.
CAMILA
¿Sabe que quiero que diga mi
epitafio?
GUILLERMO
Mami, no me importa lo que diga su
epitafio.
Guillermo se levanta de su silla, se acerca a su madre y la abraza.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 14
  • 4.46
  • 409

Estoy aquí para leer y para ser leido.

Tienda

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
19.09.18
25.05.18
Encuesta
Rellena nuestra encuesta