cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
La oficina. Un reservado en el Sicilia's
Históricos |
28.09.16
  • 5
  • 1
  • 2961
Sinopsis

Tres cervezas y Bites no llega.

            —Llámalo, a ver dónde está—sugiere Camelio.

            Sin cobertura.

            Ya no puedo hablar. El instrumento de tortura tiene dos vueltas de tornillo más que esta mañana.

            Se lo digo por señas. Moviendo los dedos de una mano de lado a lado apuntando al cuello.

            —¡¿Está muerto?!

            Niego con la cabeza.

            Señalo el móvil y pongo el pulgar hacia abajo.

            Ahora lo entiende.

            —No sé qué es peor.

            Giro el índice contra la sien.

            —Si no lo encontramos, estamos jodidos. Por cierto, tu artefacto se llama pera veneciana, que es muy poético, pero también pera vaginal o anal.

            Cierro los ojos y aprieto los párpados con desesperación.

            Escribo en el teléfono:

            —"LO QUE ME FALTABA. DÓNDE HABRÁ ESTADO ANTES EL MALDITO TRASTO".

            —Es todo virtual.

            —"Y UNA MIERDA. TÚ ESTÁS QUE TE CAES Y A MI ME SABE LA BOCA A LLAVE INGLESA".

            Llega el Bites. Lleva la cara tapada con una careta de Anonymous y guantes.

            Lo reconocemos por la voz

            —Perdonad el retraso.

            —Desembucha.

            —El Sarmentoso es un acólito de Marichu.

            —¿Quién es el Sarmentoso?

            —El que se sienta detrás de mí que se parece a John Carradine pero con más arrugas. Ha hackeado las fotos.

            —Muy bien. Vamos a su casa y le metemos el veneciano por el culo hasta que las cambie.

            Niego con la cabeza. Estos dos pardillos no saben nada. El Sarmentoso se dejará matar antes que traicionar a la PRP.

            —Y entonces, ¿qué hacemos?

            —"LAS FOTOS NO SE PUEDEN BORRAR PERO SE PUEDEN CAMBIAR"

            —Sí.

            —"HAY QUE CONSEGUIR UNA FOTO DE MARICHU Y AÑADIRLE 60 AÑOS".

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 134
  • 4.1
  • 677

Soy casi como la sombra gris. Me he acicalado un poco. Domar la guedeja canalla llevará más tiempo.

Tienda

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta