cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

5 min
Un sueño tal vez.
Amor |
11.10.14
  • 0
  • 0
  • 465
Sinopsis

Todo parecía marchar de tragedia pero llega un momento en que desparece como un sueño y vuelve a la realidad después de despertar.

Un sueño en la mañana.

Era una noche fría, caminaba por el parque perdiendo mi mirada entre la neblina que empañaba mis gafas y los arbustos secos, por causa del invierno. Dentro de los bolsillos  de mi chaqueta mis manos trataban de acobijarse un poco y mi mente buscaba donde encontrarse, la noche era más oscura hasta que aquella pareja avivo mis sentidos y puso a latir a mi corazón más rápido. Era una mujer preciosa que sostenía a su novio, su cabeza descansaba en sus piernas y ella lloraba con mucha intensidad, pero sin gritos me acerqué para poder ayudar y ella levanto su cara y me dijo que la ayudara le pregunte qué había pasado y ella empezó a contarme.

Todo empezó esta mañana cuando nos encontramos en la parada de autobús y un mensaje sonó en mi teléfono yo no quise leerlo para no causarle molestias pero el insistió en que lo leyera y yo procedí a hacerlo, justamente no era nada bueno, solo mi ex molestando después de casi cuatro años que termine con él para tener algo con Alexander. Él se enfadó un poco por las palabras toscas de aquel mensaje; “Fue muy estupendo lo de anoche deberíamos hacerlo más seguido”. Llego el bus y solo se subió sin avisarme yo lo seguí y se sentó en la parte de atrás y coloco su bolso en el asiento restante para que yo no me sentará, me disgusté un poco y fui a explicarle pero el saco sus mano libres y no me presto nada de atención. Se bajó del bus con una brusquedad y ni siquiera volteó a mirarme yo me baje y ya no lo veía por ahí fui a mis clases y a los diez minutos una amiga llego al salón gritando que Alexander se había enganchado a pelear con Luis mi ex… Corrí por los pasillos y cuando llegue ya se había acabado todo, Alex como solía llamarlo cariñosamente estaba herido en su cara con un corte en su nariz y Luis no paraba de insultarlo y escupía al piso diciendo muchas ofensas, fui a agarrarlo de la mano y me grito:

-No te quiero volver a ver nunca más en mi vida

-Déjame explicarte Alex el solo te está engañando, tiene envidia de lo nuestro

-Déjame solo no entiendes Laura, no quiero lastimarte

Pasaron los días el no volvió a la Universidad los días eran más fríos sin él, no me contestaba los mensajes de texto, ni las redes sociales. Decidí ir a su casa pero nadie abrió llame a su mamá y respondió con un tono de pregunta.

-¿Acaso Alex no está contigo?

-No Doña Felicia

-Él salió esta mañana con la camisa que le regalaste, me pidió la bendición y salió diciéndome que tenía una cita contigo.

-Muchas gracias Doña Felicia ya me acorde, colgué.

No sabía nada de lo que ocurría hasta que me llego un whatsapp de mi ex”Tu novio es muy valiente al aceptar el reto de la ruleta rusa, y creerse todo lo que te dije en verdad no confía en ti y ni siquiera cree lo perfecta que eres pero yo si conozco muy bien todo de ti, por fin serás mía y ese  tonto no volverá a aparecerte porque tengo todo planeado para que pierda”.

Sabía lo de la ruleta rusa porque era el típico juego inventado por los hombres para solucionar sus problemas, “como hombres”, salí corriendo hacia la casa de Luis pero no encontré a nadie ni en su garaje no sabía que hacer llame a mi amiga pero no contestaba su teléfono me angustié y no quise llamar a nadie más, hasta que llego un nuevo mensaje de texto. “Amor gracias por todos los momentos felices que me hiciste pasar pero este tipo a cruzado la raya, no quería comentarte nada de mi cambio de personalidad momentánea pero me entere que ese cobarde enamoro a mi prima y le dio una golpiza, solo para desquitarse conmigo, este problema no es tuyo ni nuestro, es mío y la única forma de acabar con todo es acabándonos uno de los dos, Te amo y nunca olvides lo preciosa que te ves con el pelo suelto”.

Se me salieron las lágrimas y ya iban a ser las 6:00 pm y aún no sabía nada hasta que me acorde que el mejor lugar que escogería Alex sería donde nos conocimos y es en el parque de los enamorados, paré un taxi y le dije que me llevara lo más pronto posible, pero llegue muy tarde lo encontré con esta perforación en su cabeza saque su móvil para llamar una ambulancia y había un mensaje sin terminar “Seremos unos buenos padres algún día” no entendí el mensaje y me pregunté si todo este tiempo me estuvo engañando con su esterilidad, y si no lo fuera, yo debería ser mamá sola, me enfade y seguí gritando con desespero pero nadie me escuchaba ha pasado dos horas y nadie ha llegado, gracias a ti pero es muy tarde cuando lo encontré estaba muerto.

Ella suspiró y levanto su mirada, seco sus lágrimas y bajo el cuerpo de su novio al suelo, saco un arma y me disparo. Desperté repentinamente y estaba en mi cuarto sudando en abundancia, fui y abrí la ventana, mire hacia la calle y estaba la pareja con la que había soñado en la parada de bus, cerré mis ojos y trate de dormirme otra vez.

Jhon Zapata-Colombia

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Este relato no tiene comentarios
  • Este relato no tiene valoraciones
  • La desesperación de Pedro por las pesadillas que tiene con los números hace que las horas de un día parezcan incontables por la gran coincidencia que encuentra con los números.

    En un reino donde hace décadas la paz se ve todos los días, tres hermanos desean ir al bosque y se encontraran una de sorpresas que les cambiara la vida para siempre.

    Los recuerdos que perduran en nuestra mente serán aquellos capaces de otorgarnos felicidad.

    Aprovecharse de la gente que está a tu alrededor no es nada común encontrarlo en ciertos momentos de la vida, hay que tener cuidado con estas personas, solo tienen un corazón envenenado y tu debes darle una lección si hacerle ningún daño, recuerda que el sabio hace entrar en razón al ignorante.

    Todo parecía marchar de tragedia pero llega un momento en que desparece como un sueño y vuelve a la realidad después de despertar.

  • 5
  • 4.67
  • -

Estudiante de medicina, y en las noches mientras duermen, sale a flote mi escritura.

Tienda

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta