cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Un trauma no superado: Las matemáticas
Reales |
20.05.19
  • 4
  • 8
  • 2319
Sinopsis

Todos tenemos una asignatura preferida en la escuela y otra que nos amarga.

En el curso de terapia que comencé la semana pasada, hay una parte de geometría, de volver a usar el compás, de matemáticas que creía que ya no volverían a mi vida. He sido siempre de letras, las matemáticas no las entendía y me causaban frustración. Con solo 7 años mi padres ya me tuvieron que apuntar a clases de repaso, porque no entendía cómo se hacían las restas. Más adelante, me producían terror, quizás porque siempre tenía profesores con los que no había química. Cuando tenía unos 11 años recuerdo que me pasaba la hora de matemáticas, dibujando viñetas de cómic que me inventaba y cuando me di cuenta que a mis amigas les gustaba y les divertía, todavía me aislé más de aquellas clases que hablaban de fracciones, raíces cuadradas o ecuaciones. Poco después empecé a estudiar francés y me di cuenta que se me daba bien y tenía facilidad. Al terminar el colegio, recuerdo que tiré a la basura el horrible libro de matemáticas de tapa verde oscura que tanto me había amargado.

Cuando empecé el instituto a pesar de hacer contabilidad, se me daba mejor que las mates puras. Pensaba que mi pesadilla con los profesores se había acabado pero tuve dos profesoras que me afectaron mucho. A los 15 años una impulsiva profe de mates me presionó tanto moralmente, que estuve tres meses sin la menstruación. Me daba pánico ir a sus clases. A los 18 años otra profesora me humilló delante de toda la clase al descubrir que sacaba excelentes en inglés y suspendía su asignatura. El último año de instituto podías elegir entre matemáticas financieras o inglés comercial y lo tuve clarísimo. Además el inglés me sirvió muchísimo después en mi trabajo a la hora de negociar con los proveedores que eran extranjeros.

De todas maneras, también recuerdo a profesores que dejaron huella en mi alma. Tuve un profesor de ciencias naturales que casi se peleó con el director del instituto pero impuso su criterio, porque fue un pionero y nos enseñó educación sexual, anticonceptivos y demás, algo que en mi casa no se hablaba y había poca información. Otra profesora que tengo en el pedestal, era la que me impartía clases de derecho y nos dijo: Estudiar siempre, porque incluso en los trabajos de menos rango como recoger la basura, el que ha estudiado más, va en la cabina del camión.

 

 

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Muchas gracias Francesc por tu comentario y valoración. Completamente de acuerdo contigo. Apuesto que la mayoría de gente que escribe aquí odiaban las matemáticas y el escribir aparte de ser un placer, es verdaderamente lo que manda en su cerebro. Saludos
    Muchas gracias Jovato por tu comentario y valoración. Siempre me he preguntado si te rige más tu lado lógico o bien el creativo. No lo veo incompatible pero conozco a pocas personas que tengan los dos hemisferios equilibrados. Gracias y saludos
    A mi me pasaba lo mismo que a ti. Las Mates me daban pavor. Y es que hay también muchos profes que siendo unos expertos en esta disciplina no tienen la más mínima cultura pedagógica. Y como las Mates son la madre del cordero de la economía, etc son totalitarias; hay que rendirse ante ellas. Creo que a la mayoría de los que están en estas páginas les ha corrido lo mismo que a tí. jejeje.
    y pensar que yo escribo para dejar de lado mi cerebro matemático y ser mas subjetivo....
    Muchas gracias Yazmin por tu comentario y valoración. Saludos
    Muchas gracias Serendipity por tu comentario y valoración. Veo que todos tenemos profesores que nos han marcado. Gracias y saludos
    Una excelente anécdota, a mi tampoco me gustaron las matemáticas. Prefería español e. inglés. Fue agradable leerte de nuevo.
    Dios! Me has traído a la memoria al señor Ausejo! Golpeaba su mesa con la uña del meñique que lleveba muuuy larga y amarilla cuando no sabíamos la respuesta a un problema (ññññññ) Lo pasé fatal ese curso. Muy buen relato, Tash! Un abrazo!
  • Dicen que las mejores poesías se escriben cuando uno está triste o enamorad@. En algunas ocasiones coinciden las dos opciones.

    El corazón es el centro de nuestras emociones, tanto cuando son agradables como cuando son tristes

    Iglesia y monarquía ya no aportan nada a la sociedad del siglo XXI con otros valores.

    La gente que llevamos gafas, muchas veces tenemos inconvenientes que los demás no entienden.

    Hoy cumplo 50 años y me he acordado de una película llamada Dos Vidas en un instante donde exponía lo diferente que podía ser tu vida dependiendo de si cogías a tiempo un tren. Hace poco escribí a modo de visualización, cómo podría ser mi vida si el destino así lo deseaba o por el contrario, todo sería un sueño no cumplido.

    No puedes mentir con los ojos, en ellos se reflejan tu estado de ánimo.

    Suzanne Powell es una escritora irlandesa que hasta ayer admiraba por su espíritu de superación y sus libros. Pero una imagen rompió el mito.

    Dicen que esta pandemia es una guerra sin bombas pero nada que ver con una guerra real.

    Durante toda la vida, ha existido el amor prohibido ya sea por diferentes razas, estatus social y otros obstáculos, pero en algunas épocas se pagaba con la muerte.

    Sigue a tu corazón, no dejes que nadie se interponga en lo que sientes y de quién te enamoras.

  • 193
  • 4.55
  • 90

Mi verdadera vocación hubiera sido ser periodista en una redacción de periódico. Esta maravillosa web nos permite escribir tanto para satisfacción propia como para compartir con los demás. GRACIAS POR LEERME. Saludos.

Tienda

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta