cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Una burbuja que viaja en subterráneo
Reales |
08.11.17
  • 5
  • 0
  • 710
Sinopsis

La noche brinda la calma que este tipo necesita...

Tengo la satisfacción de la pregunta bien respondida. Necesito de grandes decisiones para la subsistencia de las próximas horas…

Bajé en Congreso y las escaleras fueron mi premio del día. Un instante de desasosiego, una realidad superpuesta. La frágil tranquilidad me abrazaba, y Piazzolla le daba fuerte a su bandoneón en mis auriculares. Todos a mi alrededor parecían sentir lo mismo. Veía tranquilidad en todas las caras.

Aunque mi camisa ya no estaba tan planchada, creaba un espacio fuera del tiempo, bastaría ese viaje en subterráneo para distraer los pensamientos cuando el compromiso no me apura y la noche me acomoda en su displicente anochecer.

La intensidad de la música me ponía en alerta y el tipo de al lado espiaba mi escribir, todo pasaba en la boca del subterráneo Línea «A».

El camino de regreso, el transcurrir y el devenir confluían en el volver. Aún me quedan fuerzas para subir las escaleras en Flores, cedo las mecánicas para los más cansados. A la salida de la boca del subterráneo un tipo me entregaba un folleto, no se que ofrecía , por las dudas dije que no, con un gesto sutil.

Ya no tengo dudas, a Buenos Aires se la camina con un disco de Piazzolla en los oídos y de noche, cuando el calorcito baja un poco. La infamia del día se esconde en la noche. Algún difamador me diría que mañana todo volverá a comenzar pero este espacio se explaya con soltura y me devuelve a la calma.

El llegar no te incluía y era bien sabido, tal vez a lo sumo un cruzar de miradas en el viaje al menos como una rebeldía a la soledad. Una resistencia efímera pensaría al estar a unas cuadras de casa. La llave en la mano giraba sobre su eje, basto sólo utilizarla en el sentido correcto para atravesar esta burbuja fuera del tiempo. El vaso de whiskey afirmaría la sentencia.

Mañana sería otro día repleto de infamias, aunque esta noche tengo la satisfacción de la pregunta bien respondida. Necesito de grandes decisiones para la subsistencia de las próximas horas…

 

 

 

 

 

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 27
  • 4.51
  • 340

Describirme me limitaría

Tienda

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta