cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Una rayita que lleva al infierno
Reales |
22.06.19
  • 4
  • 7
  • 2072
Sinopsis

A veces lo que empieza con una inocente diversión, desemboca en un abismo, en un alud de destrucción que arrasa todo lo que encuentra.

Esta semana he ido a un entierro que me ha afectado muchísimo. Ha fallecido el suegro de mi hermano justo el día antes de su cumpleaños. Su corazón dijo que ya no podía más con el duro sufrimiento que le causaba su hijo. Todo empezó con una simple rayita en un lugar de ocio. Lo que comenzó como diversión ha acabado en un infierno. Ayer vi al cuñado de mi hermano y estaba demacrado, deteriorado físicamente, pero cuando le di mi pésame vi en sus ojos que era una víctima más. Mientras consolaba a mi sobrina que lloraba desconsolada porque ya no vería más a su abuelo que la llevaba al colegio, pensé en lo que me dijo una vez mi profesora de cromoterapia. Hay personas que se ven arrastrados a una espiral de autodestrucción que arrasan con todo lo de su alrededor, pero ni siquiera son conscientes de lo que hacen.

No pude evitar pensar en mi propia vida, cuando hace años mi pareja me dijo si quería ir a probar una raya de coca. Me enfadé muchísimo y le dije que no me lo volviera a decir nunca más. Por alguna extraña razón que desconocía, las tres parejas que he tenido en mi vida, tenían los mismos patrones, alcohol, drogas, infidelidad que me causó una infección pero podría haber sido peor. Precisamente yo que era todo lo contrario y atraía este tipo de personas que me causaban mucho dolor. Debía aprender una lección y por fin la he entendido.

Cuando me despedí del cuñado de mi hermano, le puse mi mano en su corazón y le dije que le enviaba amor. Me miró con unos ojos llenos de agradecimiento, casi al borde del llanto y sentí una gran pena pero también mucha compasión. Y pensé que esto podría ocurrirle a alguna persona que quiero con toda mi alma y sólo imaginarlo me derrumbé unos minutos. Después supe que la lección que tenía que aprender era la de ser comprensiva y poder ayudar a los que se han desviado del camino o sufren dolor psíquico. Todos merecemos una segunda oportunidad.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Gracias Ariel por tu valoración. Saludos
    Muchas gracias Francesc por tu amable comentario y valoración. Un abrazo
    Lo que te dijo tu profesora acerca de estas personas negativas es totalmente cierto. Existe una espiral nefasta asociada con el placer, que domina a mucha gente. Es cosa de la época. Está muy bien ayudar a quienes están en esta onda, pero ellos también tienen que poner de su parte. Eres de las personas más positivas que conozco.
    Gracias Jovato por tu valoración. Saludos
    Muchas gracias Mikimoto y Serendipity por vuestros amables comentarios y valoraciones. Saludos
    Nuestros actos no nos atañen sólo a nosotros, también la onda envuelve a los que están a nuestro alrededor, gente que nos quiere y se ve afectada. La comprensión ayuda a entender y a veces ayudar, no sólo a los demás, también a nosotros mismos. Un fuerte abrazo, Tash!
    Eres de las pocas que quedan integrales tash. Hagas lo que hagas sabes que tu conciencia estará tranquila. Aprendemos de las experiencias. Un abrazo infinito
  • Dicen que las mejores poesías se escriben cuando uno está triste o enamorad@. En algunas ocasiones coinciden las dos opciones.

    El corazón es el centro de nuestras emociones, tanto cuando son agradables como cuando son tristes

    Iglesia y monarquía ya no aportan nada a la sociedad del siglo XXI con otros valores.

    La gente que llevamos gafas, muchas veces tenemos inconvenientes que los demás no entienden.

    Hoy cumplo 50 años y me he acordado de una película llamada Dos Vidas en un instante donde exponía lo diferente que podía ser tu vida dependiendo de si cogías a tiempo un tren. Hace poco escribí a modo de visualización, cómo podría ser mi vida si el destino así lo deseaba o por el contrario, todo sería un sueño no cumplido.

    No puedes mentir con los ojos, en ellos se reflejan tu estado de ánimo.

    Suzanne Powell es una escritora irlandesa que hasta ayer admiraba por su espíritu de superación y sus libros. Pero una imagen rompió el mito.

    Dicen que esta pandemia es una guerra sin bombas pero nada que ver con una guerra real.

    Durante toda la vida, ha existido el amor prohibido ya sea por diferentes razas, estatus social y otros obstáculos, pero en algunas épocas se pagaba con la muerte.

    Sigue a tu corazón, no dejes que nadie se interponga en lo que sientes y de quién te enamoras.

  • 193
  • 4.55
  • 88

Mi verdadera vocación hubiera sido ser periodista en una redacción de periódico. Esta maravillosa web nos permite escribir tanto para satisfacción propia como para compartir con los demás. GRACIAS POR LEERME. Saludos.

Tienda

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta