cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Una relación disfuncional
Drama |
23.08.13
  • 4
  • 3
  • 1427
Sinopsis

Cuando una relación no funciona simplemente debes terminarla.

No funcionó. La relación simplemente no funcionó. Él y yo no fuimos compatibles, tuvimos gustos diferentes y nada en común. Sus visitas eran monótonas, forzadas y cortas. Se veía obligado a estar conmigo.

La última vez que lo vi fue en una tienda de helados. Yo lo cité allí, para decirle que me mudaría muy pronto y que no volvería a verlo. Él preguntó por qué ya no quería verlo. Yo le respondí lo mismo que antes. Nuestra relación no funcionaba. Él me dijo que cambiaría, que lo haría por mí. Yo negué con la cabeza. No tenía caso, le repetí. Tomé su mano, sonriendo, y le dije que lo liberaba de mi compañía. Que fuera feliz con su pareja, que disfrutara la vida con su nueva familia. Le dije que yo nunca había sido su familia. Le recordé que me mantuvo oculta por mucho tiempo. Él insistió diciendo que él quería presentarme pero que no era el momento. Yo le dije que no hablaría sobre eso de nuevo. Le dije que no tenía ningún compromiso ni ninguna obligación conmigo. Le dije que él era libre, para hacer lo que quisiera, olvidándose de mí para siempre.

Él lloró otra vez. Dije que todo estaría bien. Saqué de mi bolsillo un billete de $50 y lo dejé en la mesa. Me levanté y antes de irme él me sujetó del brazo. Me pidió perdón por haberme mentido tanto tiempo, por haberme ocultado su relación entre tantas cosas. Le sonreí, diciendo que no se tendría que preocupar por eso. Lo hice prometerme que fuera feliz, con todo lo que tenía y me fui.

Salí de la tienda, consciente de lo que dejaba. Allí se moría mi última oportunidad de tener un padre. Allí dejaba morir la relación padre hija entre ese señor y yo. Porque lo único que teníamos en común era la sangre. Pero me sentí feliz, al voltear y verlo sentado hablando por teléfono. Él era libre, igual que yo. Cada quien tenía su familia y nadie sufriría más por eso. Allí dejé un compromiso que él nunca quiso tener.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 13
  • 4.56
  • 201

Blame it on my gypsy soul

Tienda

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta