cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Una romántica velada
Reales |
16.09.19
  • 4
  • 20
  • 545
Sinopsis

La pasión y sus curiosos caminos.

De pie, fumando un cigarrillo, esperaba en una esquina. Precisaba de poco para ocupar aquel lugar. Una minifalda y un corpiño incapaz de contener sus formas componían el grueso de su vestuario, a los que se sumaban como únicos complementos una peluca con toques azulados y un bolsito de mano. Abajo, unos tacones infinitos remataban su breve atuendo.

Entre calada y calada el sol no tardó en ocultarse tras los edificios que la rodeaban. Tenía un poco de frío. Mientras se ajustaba el vestido para colocar sus pechos, un coche se detuvo a sus pies. Tras unas gafas oscuras un hombre sonrió, la miro de arriba a abajo, y sin decir más la largó un billete de cien euros.

Por ese dinero se merecía algo especial, así que no se hizo esperar. Un instante después de subirse al vehículo le metió la mano bajo los pantalones y le cogió la polla. Parecía tener toda la sangre concentrada en ese punto, estaba ardiendo. Sonrió picaramente pero antes de metersela en la boca él la apartó:

No tengas prisa guapa, le dijo mientras arrancaba, mi casa está muy cerca”

Hacía tiempo que no sentía aquello, le hervía la sangre. Antes de abrir la puerta ya le había bajado el corpiño dejando sus tetas al aire. Su boca mordisqueaba sus pezones, los chupaba, multiplicando su deseo. Ella también estaba muy excitada, por extraño que pareciera le gustaba, le gustaba y mucho.

Te voy a lamer este paquetón, como nunca te lo han hecho. No vas a arrepentirte cariño”

Justo en ese momento empezó a sonar el móvil de él. Ya lo había hecho unos minutos antes pero no lo había cogido. Quería disfrutar del momento, nunca antes había tenido un experiencia semejante y quería rematarla. “A la mierda”, pensó , mientras lo apagaba.

No podía ser, maldita suerte, unos segundos después sonaba otro teléfono. La musiquiita procedía del bolsito de ella. Tras dudar decidió cogerlo. Al otro lado del hilo reconoció la voz de su suegro. Tras un breve intercambio de preguntas y respuestas colgó apresurada, para decirle a su cariacontecido y expectante amante:

No me vas a creer Antonio, es tu padre, por lo visto te ha llamado varias veces. Dice que el niño ha metido la cabeza en el enrejado del balcón y que no puede sacarla. Así no remontamos, para una noche romántica que planeamos...Este hijo nuestro va a acabar con nuestro matrimonio.”

Mario sorní, agosto 2019


 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 15
  • 4.36
  • 535

Leer es mi pasión y escribir mi saco de boxeo

Tienda

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta