cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Una semana más, una semana menos
Varios |
19.06.15
  • 4
  • 5
  • 888
Sinopsis

La noche hace tiempo que ha tomado el relevo al día, el indicador de gasolina en descenso me indica que llevo un par de horas conduciendo al igual que las colillas que se van amontonando sobre el cenicero del coche, el tráfico es ya casi inexistente a esta hora de la madrugada de un sábado y sin sigo sin tener la sensación de lejanía y soledad que necesito en este momento.

La noche hace tiempo que ha tomado el relevo al día, el indicador de gasolina en descenso me indica que llevo un par de horas conduciendo al igual que las colillas que se van amontonando sobre el cenicero del coche, el tráfico es ya casi inexistente a esta hora de la madrugada de un sábado y sin sigo sin tener la sensación de lejanía y soledad que necesito en este momento.

 La selección de música de este cd no me conduce como en ocasiones anteriores a extender un telón apartando el mundo por unas horas de mi pensamiento.

Miro el asiento del conductor y veo el logotipo del hospital impreso en la carpeta de los nuevos informes sobre mi enfermedad; salgo de la carretera, pongo el 4x4 y me adentro en la playa, paro el coche a orillas del mar teniendo la precaución de no pisar la arena mojada para después poder salir sin dificultad,  cojo la nevera que se encuentra en el suelo del sitio del acompañante, saco una lata de cerveza bien fría, tiro de la argolla y la vacío de un trago.

Enciendo otro cigarro, empecé a fumar de nuevo hace 6 meses después de 30 años sin probar un solo cigarrillo, por cuidar mi salud, jajajaja, rio al pensarlo mientras mis ojos ven de nuevo la carpeta sobre el asiento de al lado; doy una larga calada, saco un par de latas de cerveza, cojo el informe y el paquete de tabaco, salgo del coche y me siento sobre el capo descansando mi espalda sobre el parabrisas delantero.

Miro al cielo, la luna y las estrellas se encuentran ocultas tras las nubes que me impiden acceder a su vista; vacío otra lata, enciendo otro cigarrillo y abro el expediente; varias pruebas que no entiendo y cuya numerología me parece un galimatías se encuentra a mi vista, pero una nota al pie del especialista indica el mal resultado que muestran todas ellas.

Veo las recomendaciones del jefe del equipo médico, me parecen como si viese una de esas películas en blanco y negro cuando el cura solicita la confesión del preso que va a ser ajusticiado en esa noche; todas ellas recomendaciones para alargar la vida unos meses más; elijo la libertad con el coste de unos meses menos pero vividos a mi manera; prendo fuego al informe con el cigarrillo, lo dejo caer al lado del coche dejando que se consuma al igual que lo estoy haciendo yo, la luna aparece durante unos instantes entre las nubes, alzo mi cerveza y la saludo; hola, aún sigo aquí un fin de semana más; como suelo decir cada finde, una semana más una semana menos.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Gracias a todos por vuestras palabras, pero como dicen en mi pueblo; no todos los fuegos tardan lo mismo en consumirse, lo importante es iluminar a quienes te rodeen mientras aun tengas fuerzas, un abrazo
    Perdon por la desprolijidad. primera
    Coa uno de los más emotivos relaandes ien dicen que de los grtos que he leído. Cometa uno de los relatos más bellos y emotivos que he leído.Hay que ser tan valiente para escribirlo, sentirlo y transmitirlo. De los grandes dolores y de los grandes amores surgen las obras más bellas. Un beso, rezo por vos.
    Toda una filosofía de vida...y, de muerte en pocas palabras. Felicitaciones, un abrazo
    La verdad, yo también me he quedado un poco pillado. Hay que vivir la vida que son dos días
  • Mi hermano Jero (Cometa) es quien escribe aquí, yo publico los relatos de su libreta aunque no de forma cronológica y valoro otros para poder seguir publicando mientras él se recupera

    Con el tiempo he preferido los relatos que destaquen preferiblemente el interior de cada personaje más que sus vivencias en sí, ya que creo que ese es un mundo tan grande como intensas las historias, creando la pregunta eterna ¿realidad o ficción?

    Mi hermano Jero (Cometa) es quien escribe aquí, yo publico los relatos de su libreta aunque no de forma cronológica y valoro otros para poder seguir publicando mientras él se recupera

    Con el tiempo he preferido los relatos que destaquen preferiblemente el interior de cada personaje más que sus vivencias en sí, ya que creo que ese es un mundo tan grande como intensas las historias, creando la pregunta eterna ¿realidad o ficción?

    Con el tiempo he preferido los relatos que destaquen preferiblemente el interior de cada personaje más que sus vivencias en sí, ya que creo que ese es un mundo tan grande como intensas las historias, creando la pregunta eterna ¿realidad o ficción?

    Con el tiempo he preferido los relatos que destaquen preferiblemente el interior de cada personaje más que sus vivencias en sí, ya que creo que ese es un mundo tan grande como intensas las historias, creando la pregunta eterna ¿realidad o ficción?

    Mi hermano Jero (Cometa) es quien escribe aquí, yo publico los relatos de su libreta aunque no de forma cronológica y valoro otros para poder seguir publicando mientras él se recupera

    Con el tiempo he preferido los relatos que destaquen preferiblemente el interior de cada personaje más que sus vivencias en sí, ya que creo que ese es un mundo tan grande como intensas las historias, creando la pregunta eterna ¿realidad o ficción?

    Con el tiempo he preferido los relatos que destaquen preferiblemente el interior de cada personaje más que sus vivencias en sí, ya que creo que ese es un mundo tan grande como intensas las historias, creando la pregunta eterna ¿realidad o ficción?

    Con el tiempo he preferido los relatos que destaquen preferiblemente el interior de cada personaje más que sus vivencias en sí, ya que creo que ese es un mundo tan grande como intensas las historias, creando la pregunta eterna ¿realidad o ficción?

  • 1052
  • 4.66
  • 74

180 caracteres son pocos para intentarlo

Tienda

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
19.09.18
25.05.18
Encuesta
Rellena nuestra encuesta