cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

5 min
Uno no elige de quien se enamora
Amor |
03.03.15
  • 4
  • 2
  • 930
Sinopsis

Uno no elige de quien se enamora.

Puedes tener suerte y que sea correspondido, pero también puedes no tener tanta suerte y que se enamore solo una persona.

Y de estos segundos casos es sobre lo que voy a tratar hoy.

Porque nadie sabe cuándo va a pasar, ni cómo va a ser, ni de quien va a enamorarse. La primera vez es la más importante, la que te va a marcar para el resto de tu vida, porque en esta primera vez es cuando aprendes lo que se siente, lo experimentas, y sufres tanto las buenas cosas como las malas.

Y ¿Cómo sabemos si va a ir bien o no? No se sabe, es todo un misterio.

Yo empecé pensando que sería una vez como cualquier otra, me gusta un chico, salimos una temporada, y por las circunstancias que sean se acaba. Lo pasas mal un tiempo, te recuperas y vuelves a intentarlo.

Pero es el momento en que le conoces cuando ya sientes algo distinto, no es como otras veces, pero de eso te vas dando cuenta a medida que pasa el tiempo.

 Comenzáis a hablar, a quedar, a tontear y cuando menos te lo esperas, un día ocurre, y os besáis. Te parece el mejor beso que te han dado nunca, aun que sea igual que todos, o incluso peor, pero tú estás en esa nube que no te deja ver más allá. Y empezáis a tener algo, no sabes muy bien que es, si estáis saliendo, si es simplemente un rollo, pero te da igual, tú estás con él, le tienes cerca y eso es lo que te da la vida.

Pero como todo, es finito. Llega un día en el que no sabes cómo, pero las cosas empiezan a torcerse, y todo acaba en un abrir y cerrar de ojos.

Te sientes morir, pero consigues aguantar. No ha pasado tanto tiempo desde que todo empezó y puedes reponerte.

Intentas olvidarlo, salir con otros chicos, chicos que hasta te hacen pensar que ya no sientes nada por el que te había enamorado. Pero un día, sin saber cómo, aparece de nuevo, volvéis a hablar como nunca.

Todo es mejor, más bonito y romántico, y un día volvéis a besaros. Tú no eres consciente de lo que está sucediendo, a veces ni siquiera crees que pueda ser real, ¿es simplemente una ilusión? ¿una broma pesada? ¿o, realmente está sucediendo?, y estás con esa duda unos días, hasta que ves que las cosas han cambiado, él no parece ser quien era, ha mejorado, parece que se ha dado cuenta de los errores y que por fin todo va a ir bien, después de un año de horrible sufrimiento y espera.

Y un día te levantas por la mañana y lo primero que ves es un mensaje suyo dándote los buenos días y diciendo lo feliz que es por tenerte a su lado por fin después de todos los malos momentos que habéis superado. Y tu como por un acto reflejo lloras. ¿Por qué? Por la felicidad que te da ver que es real, no es un sueño, nadie va a despertarte, y él piensa igual que tú.

Y así pasáis unos días inolvidables, los mejores de tu vida podría decirse, y de pronto un día va todo mejor y al día siguiente, sin saber cómo, se desmorona.

Todo va mal, pero aun se puede arreglar, aun hay esperanza, una disculpa, un beso y todo como nuevo. Pero las cosas solo son así en las películas. En la vida real no. Y un día después te ves sin ir a clase porque no puedes tenerte en pie y estás en tu casa, en la cama, llorando hora tras hora sin entender como algo tan perfecto ha podido torcerse de esa manera. No tienes ganas de nada más que de llorar y rezar por que todo haya sido un mal sueño. Pero pasan los días, y no cambia nada. Y tu sigues mal. Ya no sabes que hacer. La gente intenta ayudarte, pero no pueden, esas valiosas ayudas no tienen repercusión en ti, bueno, salvo una, sí, la de tu mejor amigo, que ha pasado por algo parecido a ti, y te entiende, y te regaña como si fuera tu madre, y te hace bromas solo por verte sonreír, y es el único que lo consigue, y por eso le quieres en ese momento más que a nadie.

Y el tiempo seguirá corriendo. Y quien sabe si en un futuro logarás recuperar esa relación con el chico que te ha hecho vivir y morir; o no, igual logras recuperarte y seguir con tu vida, enamorarte de nuevo tal vez, nadie lo sabe, eso es algo que tú misma tienes que conseguir averiguar. Y hasta entonces a vivir lo mejor posible. Que el tiempo pone a cada uno en su sitio, y ya tendrá algo reservado para ti. A veces es mejor no correr y dejar que todo suceda como si nada.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Tienda

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta