cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
V. La Ciudad del Olvido - Rey sin reino.
Varios |
01.09.16
  • 4
  • 0
  • 583
Sinopsis

Quinta entrega de la saga La Ciudad del Olvido. En esta ocasión, nuestro personaje disfruta de su nuevo y recién estrenado paladar, junto a sus ropajes frescos y limpios. Poco sabía él que la Ciudad del Olvido nunca olvida.

N/A: Para los despistados:

-Primera parte: http://www.tusrelatos.com/relatos/la-ciudad-del-olvido-sonrisa

-Segunda parte: http://www.tusrelatos.com/relatos/la-ciudad-del-olvido-despedida

-Tercera parte:  http://www.tusrelatos.com/relatos/la-ciudad-del-olvido-hogar

-Cuarta parte: http://www.tusrelatos.com/relatos/la-ciudad-del-olvido-anhelo

 

 

 

La paz y tranquilidad que reinaban en aquella pequeña taberna eran casi palpables en el aire. Se podían saborear en cada bocado, en cada brizna de aire inspirado, en cada gota de agua que danzaba sobre mi cuerpo. Conseguí adecentarme y recuperar un ánimo que consideraba extinto por aquel entonces. Todo lo que me rodeaba se me hacía infinito, como si el mundo se alejase de mí con lentitud y suavidad, meciéndome en una sempiterna nana de calma y letargo. Poco a poco, el Reino de los Sueños vino a mi, haciendo acopio de todas mis fuerzas restantes y sumiéndome en un largo letargo. La dulzura se escapaba de todos mis poros, esfumándose en pequeñas briznas de humo azulado. Era el paraíso.

Mis sueños nacían y morían en el mismo suspiro. Poco a poco, fantasías líquidas empezaron a instaurar un reino de orden; pequeños cortos indescifrables sobre un lobo aullando a un árbol con forma de media luna, largas estancias en la negrura más absoluta, donde todo lo que reconocía eran unos ojos brillantes que se relamían con avidez. Todo fue perdiendo el sentido de la realidad y cobrando un nuevo e imposible de entrañar significado psicodélico. Sensaciones extrañas y desnudas de toda realidad danzaban furiosas en el mar de mis sentimientos; odio y amor se enlazaban en un eterno tango macabro, mientras la amistad y la mentira se enzarzaban en un ballet desenfrenado, donde el único final posible era la dominación total de la segunda bailarina. No conseguía vislumbrar el sentido de todo aquello, dejándome llevar por la pacífica confusión que mecía mi mente. Dejé que los lobos aullasen a lunas arbóreas, que los espíritus danzasen a sus anchas, dejé que el humo violáceo borrase por completo todo rastro de realidad, bañando mi mente en mil y una fantasías etéreas.

Cuando desperté, el tabernero había desaparecido junto a su taberna, dejándome al amparo de la fría noche. Las sombras danzarinas seguían su macabro espectáculo en la parte trasera de mi mente, negándome la concentración necesaria para situarme y poner rumbo a paradero conocido. Pasó un largo espacio de tiempo hasta saber que me hallaba en un lugar verdaderamente familiar; la carencia de luz, la falta de vida a mi alrededor, la desolación que se colaba reptando entre mis huesos… Estaba justo donde empezó todo. Sin embargo, esta vez no había ni rastro del cigarrillo violáceo ni de la sombra cosida a él. Vagué errante por la devoradora oscuridad, fundiéndome en uno con la negrura que se agitaban a mi paso. Caminé durante el tiempo suficiente para sentir una punzada de necesidad, como un efusivo saludo de un viejo amigo; la sed. Empezó a propagarse como una pandemia por todo mi cuerpo, dejándome desnudo en aquella tenebrosidad inexorable. Esperé. La ausencia de luz se me hizo insoportable, casi tanto como la espera de la llegada de Corvus. No llegó jamás. Me había abandonado por completo, en medio de la nada más absoluta. La sensación de rechazo y soledad me corría por las venas, incendiándolas de veneno, corroyendo mi alma. Ardía en mi un odio que no podía controlar. Estaba solo.

La mezcla de sed, odio y el veneno de la soledad y el abandono hicieron mella en mi espíritu. Me derrumbé y lloré como jamás lo había hecho. Mis lágrimas se derramaron por decenas hasta que no pude respirar con normalidad. Una presión se cernía sobre mi pecho, impidiéndome la vida. Algo me oprimía la garganta, como un nudo indescifrable hecho de piedra y resentimientos. Me ahogaba. La falta de oxígeno empezó a ser abrumadora, llevándome a forcejear con la mismísima Muerte en una encarnizada batalla por la supervivencia. O quizá solo forcejease conmigo mismo. Quizá deseaba ahogarme. Quizá deseaba marcharme ya de aquel lugar y sucumbir al olvido. Quizá.

Pero no fue así.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Este relato no tiene comentarios
  • Abandona toda esperanza si entras aquí; la esperanza es la visión de un corazón derrotado bajo la luz de una Luna enloquecida de amor, que se desespera con los suspiros de una sola persona. De entre todos los millones, Corvus es el amado de la Luna... y el elegido de los cuervos.

    Séptima entrega de la saga La Ciudad del Olvido. Todo cambia aquí. Todo empieza aquí. Todo acaba aquí. Éste es el punto de inflexión, el ojo del huracán en la no-vida de nuestro personaje.

    Sexta entrega de la saga La Ciudad del Olvido. Nuestro protagonista debe enfrentarse, tras una larga batalla a muerte contra la Parca, a un viejo y conocido enemigo. Todo lo que consiguió, todo lo que construyó, se ha esfumado en un centenar de lágrimas grisáceas.

    Quinta entrega de la saga La Ciudad del Olvido. En esta ocasión, nuestro personaje disfruta de su nuevo y recién estrenado paladar, junto a sus ropajes frescos y limpios. Poco sabía él que la Ciudad del Olvido nunca olvida.

    Cuarta entrega de la serie La Ciudad del Olvido. Sigue el misterio y sigue la miseria, destartalada tras un velo de infinito violeta. Continua la aventura de nuestro personaje, quien se sumerge a cada paso que da en el corazón de una ciudad cuyos sentimientos no logra descifrar.

    Tercera parte de la serie de entregas con título "La Ciudad del Olvido". Nuestro personaje llega finalmente a la misteriosa Ciudad del Olvido de la mano de su hasta ahora inseparable amigo el hombre con el cigarrillo eterno. Lo que ahí le espera no es lo que él había previsto.

    Segunda entrega de la saga La Ciudad del Olvido. Nuestro personaje sigue avanzando en las entrañas del misterio que le rodea. Aquel que se hace llamar su viejo amigo le insta a seguirlo, caminar con él y sufrir con él. Poco a poco, el protagonista va vislumbrando lo que se esconde tras la oscuridad impenetrable de sus alrededores.

    Oscuridad. Olvido. Desolación. Eso es lo que le espera al misterioso personaje que protagoniza La Ciudad del Olvido. Por no recordar no recuerda ni la luz, la calidez de un abrazo o la mirada de unos ojos benévolos. El destino decide presentar ante él una macabra imagen; una sonrisa. Desde ese instante, el protagonista deberá desentrañar la historia tras la Ciudad del Olvido.

Mis intereses son escasos, como mi talento para cualquier cosa relativa al arte. Lobos, cuervos, literatura, videojuegos. Cuanta menos televisión mejor.

Tienda

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.06.20
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta