cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Vida de perro
Humor |
18.09.20
  • 4
  • 5
  • 720
Sinopsis

Un episodio del vivir cotidiano

En un restaurante de montaña reviso el menú a ordenar, en realidad algo ligero con un poco vino rojo, que ya me sirvieron. Después tengo intención de recorrer algunos senderos del lugar.
Estoy en eso cuando en la mesa del frente, distanciada de la mía por el covid 19, se sienta una pareja con un perro, el cual educadamente se sienta cerca de su patrón, quien lo amarra a una pata de la mesa. El perro me da la espalda, es de orejas largas algo así como Pluto; observo distraído la imagen, cuando pasa por mi lado una gorda contundente en compañía de otras personas y comienzan a ubicarse en la mesa al lado de la copia del perro.
Sólo que, por estas cosas de la vida, la gorda está de pie preparándose para ocupar la cabecera de la mesa, y justo al lado del perro. Entonces veo que la gorda lleva unos pantalones cortos y muy estrechos que marcan un par de posaderas muy contundentes, diferenciadas en profundidad por la línea central donde el pantalón se zambulle. Este bien de Dios está a centímetros del perro que sigue en la misma posición, cabeza y traste en líneas paralelas y a centímetros de distancia.
Reflexiono que el perro tiene cerca de 300 millones de terminaciones nervosas en su agudísimo olfato. Termino esta breve reflexión cuando el perro se vuelve lentamente, su portentoso órgano olfativo recorre la primera nalga de la gorda, casi distraídamente, se detiene una fracción de segundo al centro de la fractura posterior de la gorda, antes de cruzar la segunda nalga, siempre distraídamente. Es el momento en que yo me digo “vida de perro” cuando cruzamos nuestras miradas, él con sus largas orejas a lo Pluto, ojos aburridos y lengua afuera. Nos miramos y le digo, dentro de mí, “nos hemos entendido, amigo”, y sonrío divertido mientras sorbo el vaso de vino. 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 87
  • 4.54
  • 174

Algo de mí está en lo que escribo.

Tienda

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta