cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
"YO ESTOY SOLO Y TU TAMBIÉN"
Amor |
15.03.17
  • 5
  • 4
  • 1048
Sinopsis

Estoy sola pero no busco dejar de estarlo... por ahora me la estoy pasando bien!

Me desperté sin muchas ganas de levantarme (como todos los días) me di un baño, me vestí, comí algo y salí a la oficina. El día pasó sin mucha novedad hasta la hora de almuerzo. Mientras devoraba un trozo de pescado como si fuera el último alimento que recibiría en la vida, la canción Te Necesito de La Negra anunciaba una llamada telefónica. Era un amigo de la universidad que no veía desde hacía varios meses, me alegró escucharlo y después de conversar un momento me comentó que estaba en la ciudad y que sería lindo encontrarnos. Acepte de inmediato y después de coordinar los detalles me despedí de él. Me quede pensando en la llamada y recordé los buenos momentos de la universidad, en ese momento supe que sería una noche interesante.

Salí de la oficina y él estaba esperándome fuera, fuimos a un bar y pasadas unas horas empezó a confesar el real motivo de su llamada. Me dijo que había terminado con su novia varios meses atrás y que había pasado unos días horrendos, sumido en una profunda depresión sopesando sus logros y fracasos. Además me dijo que en una de esas noches tortuosas había recordado nuestra amistad y los momentos agradables que vivimos durante la universidad, la forma en la que andábamos juntos en todo momento y lo arrepentido que se sentía de no haberme dicho en su momento cuanto le gustaba. Después de recordar algunas anécdotas divertidas me miró con toda la seriedad que pudo y vi en sus pequeños ojos cafés que estaba a punto de llevar a cabo un plan elaborado con dedicación. “Seamos novios” me dijo sin quitar esa expresión decidida de su rostro. Yo sonreí y pregunté ¿Por qué deberíamos ser novios? La pregunta lo sorprendió pero se repuso rápidamente y empezó a sustentar su pedido. La confianza, lo mucho que nos conocíamos, el inmenso cariño que había entre los dos, el conocimiento de que jamás nos lastimaríamos el uno al otro, lo inteligente y divertida que le parecía y un sinfín de atributos que, según él, veía en mí.

Mientras hablaba yo lo miraba con atención, pues quería corresponder al tono serio de su rostro, pese a ello no podía evitar que mis ojos delataran mis pensamientos. El dedujo al instante mi incredulidad y preso de la impotencia y la falta de más argumentos dijo “Bueno, al final yo estoy solo y tú también” Al escuchar sus palabras encontré la respuesta a mi pregunta. Le sonreí con ternura, cogí su mano y le susurre “No tengas miedo, vas a estar bien. No necesitas de una persona que llene los vacíos que sientes. No es tan malo estar solo, aprenderás que son estos momentos los que te impulsan a crecer. Descubrirás que este es el momento perfecto para hacer todas aquellas cosas que siempre quisiste: viaja, conoce gente y vive. Vas a estar bien te lo prometo. No me pidas que sea tu novia porque crees que eso te hará sentir mejor y alejara el dolor que estas sintiendo, sé por experiencia propia que eso no funciona”

Unas horas más tarde nos despedimos, me subí al taxi y no pude evitar sonreír mientras veía las luces de la ciudad centellando al ritmo de una popular canción de Soda Stereo que sonaba en el viejo autorradio del taxi amarillo. Sonreía y pensaba que, seguramente, yo me veía exactamente igual unos meses atrás. Que alegría sentir que esa etapa ya había pasado y que por fin era libre

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Mm Horacio aprecio tu sinceridad. Es una pena ya que este relato a mi me gustó mucho. Bueno pero no me rendiré prometo que el siguiente (si me das la oportunidad de seguir leyendome) será mejor.
    Una historia bien narrada pero aburrida. No encuentro nada rescatable en la historia; leerla o no es lo mismo, no propone nada, no me cambia de ninguna forma… no pasa nada. El final plano tambien. “Te Necesito de La Negra” hay que ponerlo entre comillas o con cursivas o algo.
    Muchas gracias Johnny, tomare en cuenta tu sugerencia para mi próximo relato. Te invito a leer mis otros relatos y a dejar tus comentarios. Un abrazo!
    Me gustó el relato. Quizás yo la hubiera escrito en forma dialogada, pero me ha gustado.
  • Ya vamos por la semana 26!! Este relato corresponde a mi semana 20. Ya ando mejor de animo, las nauseas han calmado bastante y ahora mi única preocupación es el apetito de dinosaurio que he desarrollado,

    Ando un poco retrasada con los relatos pero aquí vamos. Este relato corresponde a mi semana 19... seguimos con las nauseas, vómitos, mareos pero ahora el pequeño bichito patea como futbolista y es la sensación mas hermosa del mundo. Por cierto, ya sabemos el sexo del bebe pero eso es materia del próximo relato.

    Cabe señalar que al terminar de escribir este relato fui directo al baño a vomitar por tercera vez en el día y son apenas las 11 am. Comparto esto con ustedes para que sean parte de esta MARAVILLOSA experiencia. Por cierto ya cumplimos 13 semanas!!

    Hoy las nauseas me dieron el día libre y aproveché en escribir un poco mas. Tal vez en este relato no hayan muchas risas pero la vida es así, no siempre hay motivos para reír pero siempre hay motivos para sentir.

    Primera parte de muchas partes... cuantas? Pues no se... las que la inspiración y las nauseas me permitan escribir.

    Yo intento elaborar respuestas rápidas e ingeniosas mientras las voces en mi cabeza solo hablan de sus ojos cafés y lo linda que suena su voz.

    Ahora, a minutos de verlo de nuevo, entendí que el amor a veces surge de formas extrañas y fantásticas.

    Abro la aplicación con la ilusión de que, por algún error en la red o en el universo, mi mensaje no haya salido y eso explique porque no me responde. Leo el mensaje y veo los malditos checks en negro.

    Me baje del taxi sin mucha prisa y camine. Al doblar la esquina vi una silueta difusa erguida en el frontis de mi casa. Enfoque la mirada intentando descubrir la identidad de la silueta.

  • 30
  • 4.55
  • 61

Esto es lo que pasa cuando no hay mucho que hacer en la oficina y estas cargada de sentimientos: Te pones a escribir...

Tienda

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta