cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

Carlo Cantú

Nuevo Laredo Autor desde 26-09-14

Comunicador de profesión, escritor por pasatiempo. Entusiasta de los géneros fantásticos, en particular el horror.

¿Cuál es la frase perfecta?

Sólo sé que no sé nada

Tu autor favorito

Stephen King, Poe, Lovecraft

¿Qué epitafio te gustaría tener?

Fue el hombre más feliz del mundo

¿Qué libro te ha impresionado más?

El Resplandor

¿Algún libro te parece insuperable?

Relatos Extraordinarios (Poe)

  • Relatos publicados 20
  • Valoracion media 4.78
  • Posicion en el ranking 11
  • Lecturas 20674
Relatos
Comentarios
Valoraciones
Reseñas
  • Tras muchos siglos de banal existencia, un vampiro decide que la vida eterna ya no le satisface.

    ¿Quién dijo que no se pude vivir de tus sueños? Gracias a la bendita tecnología, ahora es posible… aunque claro, todo tiene un precio.

    ¿Alguna vez has soñado con alguien y al despertar sientes que te has enamorado de esa persona?

    Una familia disfruta del Domingo de Pascua y todo sería perfecto de no ser por el amargado abuelo.

    Relato sobre la postergación constante de los proyectos personales. No sé si realmente encaja en la categoría Reflexiones, tal vez debería ser en Varios. Ciertamente es un cuento de género fantástico con una moraleja; ya me dirán si funciona o si es demasiado obvio en su intención.

    Noé, un joven hombre de familia, se encuentra a prueba en un nuevo trabajo. No le agrada en lo absoluto, el sitio le pone la carne la gallina, pero la necesidad lo obliga a estar ahí. Este es un relato sobre aquellos empleos que nadie quiere, pero alguien tiene que hacer.

    ¿Y si el infierno sí es como lo pintan?

    Microrelato

    Alicia se mordía las uñas mientras observaba la enorme y tétrica casa frente a ella; algo en su interior le decía que estaba cometiendo un terrible error, que debía regresar cuanto antes, pero su curiosidad era infinitamente más poderosa que su prudencia. O tal vez se trataba de algo más.

    Escondida detrás de una manzana sobre la mesa, Sidhe observaba cómo el hombre gordo golpeaba a su hijo con un grueso cinturón de piel, mientras el niño hacía vanos intentos por protegerse. Cada azote arrancaba al hada una lágrima de tristeza.

    Tristemente, inspirado en hechos reales

    Don Venustiano, un entrañable anciano y ejemplar católico, ha cambiado para mal. Se ha vuelto amigo de un misterioso brujo y se ha vuelto hermético con su mujer, incuso violento. Lo peor vino cuando el hombre adoptó costumbres paganas y prohibió a su esposa practicar el cristianismo. De todo esto se ha enterado el sacerdote del pueblo, quien ha decidido intervenir.

    –¿Por qué yo? –Tus ojos. Tienen ese brillo que me encanta. –¿Brillo? –Sí, el de tus ojos. Todos tienen un brillo en su mirada; unos más que otros. Los tuyos brillan más que los de nadie que conozca.

    Las historias de miedo pueden llegar a ser peligrosas

    Un relato de humor negro, no apto para los sensibles al gore.

  • Brutalmente romántico, como lo es a veces el amor. Genial micro.
    ¡Caray! Qué manera de jugar con el cuento clásico. Ve venir el final, pero no importa, todo embona a la perfección. Increíble como planteas el escenario en grandes pinceladas, sin perder el tiempo en descripciones e ir al grano. 10 de 10.
    Ya echaba de menos tus originales, enigmáticos y siniestros personajes. Genial historia, Federico.
    Muy bueno. Como dices, funciona bastante bien como micro, pero funciona mejor como prólogo. Ya esperamos leer qué sigue... saludos.
    Suculento relato, Federico. Como siempre. No había pensado en lo de los pecados capitales, ahora que lo menciona nsk... un detalle que lo hace más grande...
    Me ha parecido un final sumamente realista; los humanos somos así de complejos, así de complicados. Los sentimientos cambian de un momento a otro. La relación amor-odio con su pueblo natal queda muy bien simbolizada en la mezcla de aromas que percibe al principio, la calle empedrada, los rostros de siempre, pero avejentados... sobre por qué sintió tanta felicidad al volver a su presente de nuevo, tengo muchas teorías... me has dejado material para reflexionar... siempre es un placer leerte... saludos.
    Siempre he pensado que debe ser así de íntima la relación entre el marinero y el mar, incluso en su hora final no le guarda rencor, sino que le perdona y agradece todo lo bueno que es.... como dice Ricardo, es un relato mágico.
    Muchas felicidades, Carlos. Una hermosa fotografía en letras de un momento sublime de tu vida... un abrazo.
    Excelente reflexión y bien narrado. La descripción que hace de sí misma la muerte, es genial, pero le quitaría la última línea; no es necesaria, queda muy claro quién sin necesidad de que lo diga directamente.
    Son muchas las cosas que me han gustado de este relato, empezando por el escenario que elegiste y el uso del caló español. Los personajes, perfectamente desarrollados que cuentan con tanta personalidad, que pese a ser numerosos, en ningún momento confundí los nombres. Además, esa pizca de humor ha hecho sumamente amena la lectura y no sentí para nada su extensión. Fuera de lo muy interesante que ha sido la yuxtaposición con la Semana Santa y esos acertados pasajes del evangelio, disfruté la historia como una obra teatral, por sus personajes, sus diálogos y su argumento sobre la lealtad, la traición, el bien y el mal.
    Como siempre, es un placer leer tus delicadas y bien cuidadas descripciones, tan cargadas de sensibilidad. Estoy a costumbrado, por mi trabajo, a leer rápido, pero tu narrativa demanda tranquilidad y seguido debo retroceder, sin embargo hay una recompensa en casa párrafo. Tu relato me habla -o entiendo- de un amor unilateral, algunos dirían honesto, puro, real. Pero también me hace pensar que es muy delgada la línea entre tenacidad y obstinación. Me has hecho suspirar con la reflexión.
    ¡Genial micro! Me has hecho sonreír y evocar...
    Buen relato, inquietante y terrorífico. Aunque confieso que me dejaste pensando al final, cómo, despellejada, se puso a contar su historia.
    Muy bueno, inesperado el final, aunque haces algo de trapa al cambiar de la tercera a la primera persona; hay cosas que el asesino no podría saber estando en el armario. Saludos
    Me gustan mucho tus sofisticadas descripciones, el buen gusto con que pintas una escena y desarrollas a tus personajes. Estaba por recomendarte ese relato que ya mencionó Umbrio. Son estilos y tratamientos muy distintos, pero en esencia coincidieron.
  • Este usuario no ha creado ninguna reseña

Tienda

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta