cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

Walter H. Rotela

Montevideo Autor desde 15-03-16

Me considero un escritor pues parte de mis días están dedicados a esa actividad. Crear o recrear situaciones y personajes es un trabajo que disfruto realizar. Firmo, generalmente, bajo el seudónimo de Pedro Buda.

¿Algún libro te parece insuperable?

La Biblia

¿Qué libro te ha impresionado más?

El Proceso, de Franz Kafka.

¿Cuál es la frase perfecta?

Una que leí recientemente: "Primero escribo, luego existo".

¿Qué epitafio te gustaría tener?

Tu autor favorito

Kafka, Poe, Grisham, Borges

  • Relatos publicados 40
  • Valoracion media 4.55
  • Posicion en el ranking 237
  • Lecturas 20934
Relatos
Comentarios
Valoraciones
Reseñas
  • Todos, absolutamente todos, estuvimos de acuerdo en que el sonido era de un motor, un motor de Jepp.

    Sobre las 23, 30 sentí un ruido algo intenso, muy breve, al que resté importancia. Sin embargo, deduje que no era un disparo, ni una bomba de estruendo, pero no supe a qué atribuirlo y tampoco me ocupé de indagar, al menos en ese momento.

    En <<Los pasos de jaguareté michí>> el personaje principal es una mujer que participó de la Guerra del Chaco primero como criada, ayudando al patrón, y luego curando las heridas de los caídos en combate. Luego se hizo enfermera tras la guerra.

    Esto que seguidamente leerás, amigo lector, es el fiel relato de lo que le sucedió a mi amigo Juan, según él me lo contó una tarde, mientras tomábamos unos mates amargos en una plaza de Buenos Aires.

    <<Y todo parece indicar que hay más y más cosas extrañas que, de algún modo, se encuentran relacionadas con nuestra naturaleza, con nuestros montes vírgenes. Y, quizás, don Clodomiro tenga razón: Podría haber otros a quienes importan nuestros montes vírgenes, nuestros campos, más que a nosotros mismos>>.

    "...un medio de prensa informaba que la casona estaba siendo usada para albergar a menores y que ellos, los chicos, estaban asustados porque dentro del enorme lugar, un cuarto específico, estaba habitado por un fantasma".

    Salvatore es un joven que está a punto de casarse. Fue un criado de don Abelino y su familia desde los cinco años y trabajó desde los seis. Le solicita a su actual empleador que lo ayude a encontrar a su familia. Por intermedio de un sacerdote, amigo de su empleador, se entera que su padre, don Estanislao, aún vive.

    Cuando entré miré en derredor, busqué con la mirada algo que me indicara dónde preguntar por el paciente, a quien iba a acompañar, esa noche.

    "...El campo fue barrido por un gigante. Ellos lo vieron."

    En este cuento sobresale el perro compañero, amigo, que cuida a su humano de las inclemencias del tiempo.

    Hace un par de años atrás, un poco más un poco menos, se dio un fenómeno meteorológico de impacto profundo y de muy corta duración. Sucedió en un poblado de pocos habitantes. Ese día desarrollaban sus habituales rutinas. Todo parecía normal. Sin embargo, repentinamente, sobre el medio día casi, algunos pobladores vieron aproximarse, de modo extraño, un grupo de nubes. Hasta donde era posible ver, la ciudad y el campo, quedaron casi a oscuras.

    En este cuento titulado “Oro al final del tornado” un matrimonio de campesinos logra hacerse de un puñado de lingotes de oro en medio de un inesperado tornado. Es parte del libro <<Variaciones sobre vientos>>.

    “Remolinos en la siesta” es un cuento donde el viento y el calor son protagonistas que inciden sobre la naturaleza y sobre los habitantes de una tierra marcada, a la hora del medio día, por el sonido de las chicharras.

    Una mujer, un perfume, una casa pueden no ser lo que parecen.

    El cuento busca introducirnos en la atmósfera de un ambiente donde se prepara y se bebe un café, en compañía de otro u otros.

  • Me llevó hasta el final sin respiro. Buen relato. Mucho para pensar sobre el ser humano, sobre sus certezas frágiles y dudas tan a flor de piel.
    Así pasará y así pasamos, pero eso no le quita mérito al vivir cada día con la mayor alegría.
    Cometa, gracias por tu relato. Un placer leerlo.
    ¿No estamos solos siempre? En cada decisión, en cada instante de actuar cada uno de nosotros opta, por aquí o por allá. Aunque estemos acompañados, sea por un perro o muchas personas, la decisión es individual. La muerte es un momento en que sí, es mejor estar acompañado, claro. Pero quizás, en ese instante, sentimos que nos toca a nosotros, y no al de al lado. El camino que termina y el camino que empieza...
    Brillante. Me emocionó hasta los huesos. Me alegro cuando encuentro relatos así. Un abrazo.
    Gracias francesc por el comentario y por la lectura.
    Gracias por leer y comentar Carlos Lecha Olive. Gracias.
    Me alegro que te haya gustado y que haya provocado una reacción. Gracias por comentar. Me anima eso.
    No todos los uruguayos valoran su país y sus paisajes. Muchos no se percatan de cuánta belleza hay en este país, sino hasta que marchan; pero suele ser así...
    Sí, así parece. Exploro el mismo tema en otro cuento <<El ciudadano N°>> Está publicado en mi blog Huellas de Pedro Buda- el formoseño.
    Carlos, no. Cada experiencia es distinta, cada aproximación a la realidad y a la ficción es diferente en cada uno, y eso es lo bueno. Pues la forma en que indagamos en nuestro mundo y escribimos luego nuestras ficciones es en parte cargados con nuestras cosmovisiones, con nuestras experiencias. Y eso es intransferible y propio de cada uno. Recuerdo siempre una película donde dos artistas plásticos (uno era Vincent van Gohg) pintaban el paisaje que había frente a ellos. El producto era parecido pero no igual, por eso que menciono más arriba. Un abrazo grande, pero igual gracias por el halago. Lo importante es seguir haciendo eso que nos gusta: escribir.
    Gracias Roluma por la lectura.
    Francesc, Carlos y Pedro: les estoy muy agradecido por los comentarios vertidos. Me motivan a seguir trabajando, es decir, haciendo esto que me gusta, tratando de aprender siempre. Gracias.
    Ciertamente Carlos, la imaginación nos permite eso...
    Gracias señores Carlos... Muy amables vuestros comentarios. Me animan a seguir. También me gusta leerlos. Hay gente a la que da gusto conocer, en sus palabras, en sus sueños, en su labor como escritores. Nos estamos leyendo, entonces. Hasta la próxima.
  • Este usuario no ha creado ninguna reseña

Tienda

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta